TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró el viernes estado de emergencia por la poliomielitis para aumentar las tasas de vacunación en el estado en medio de nuevas pruebas de que el virus se está propagando en las comunidades.

El poliovirus ahora se ha detectado en muestras de aguas residuales de cuatro condados en el área metropolitana de Nueva York, así como en la ciudad misma. Los condados incluyen Rockland, Orange, Sullivan y ahora Nassau.

Las muestras dieron positivo para el poliovirus que puede causar parálisis en humanos, según funcionarios estatales de salud. Las personas no vacunadas que viven, trabajan, van a la escuela o visitan Orange, Rockland, Nassau, la ciudad de Nueva York y Sullivan tienen el mayor riesgo de enfermedad paralítica, dijeron las autoridades.

Nueva York comenzó la vigilancia de las aguas residuales después de que un adulto no vacunado contrajera polio en el condado de Rockland en julio y sufriera parálisis, la primera infección conocida en los Estados UNidos en casi una década.

La declaración de emergencia ampliará la red de administradores de vacunas para incluir a farmacéuticos, parteras y trabajadores de EMS en un esfuerzo por aumentar la tasa de inmunización en áreas donde se ha reducido.

La tasa de vacunación contra la poliomielitis es peligrosamente baja en algunos condados de Nueva York. La tasa de vacunación es del 60 % en Rockland, del 58% en Orange, del 62% en Sullivan y del 79% en Nassau. El promedio estatal de inmunización contra la poliomielitis es de alrededor del 79%, según el departamento de salud.