(NBC News Channel) — La mayoría de nosotros hemos pedido comida a través de una aplicación de entrega en un momento u otro, pero un niño pequeño en Texas llevó las cosas a un nivel completamente nuevo.

Kelsey Golden dijo que recibió una notificación en su teléfono el lunes que la dejó confundida.

El mensaje era de DoorDash y decía que su pedido tardaría más de lo habitual debido a su tamaño.

Más tarde se dio cuenta de que su hijo menor, Barrett, pidió 31 hamburguesas con queso a través de la aplicación.

Golden dijo que estaba trabajando en su computadora y no se dio cuenta de que su hijo se apoderó de su teléfono, que estaba desbloqueado.

“Por lo general, le gusta tomarse fotos de sí mismo, y por eso lo estaba dejando”, recordó. “Pensé que había bloqueado el teléfono, pero aparentemente no lo hice porque DoorDash vino con 31 hamburguesas con queso”.

El monto total del pedido fue de poco más de $91 dólares, que incluía una propina de $16 de Barrett.

Después de una publicación en las redes sociales, algunos residentes cercanos recogieron algunas de las hamburguesas con queso. Otros dieron consejos sobre cómo almacenar la comida o regalarla.