(The Hill) – Los padres de un niño de 2 años que fue encontrado en la escena del tiroteo en Highland Park murieron, confirmaron las autoridades el martes.

En una conferencia de prensa, Jennifer Banek, forense del condado de Lake, leyó los nombres de seis de las siete víctimas que habían muerto, incluidas Irina McCarthy, de 35 años, y Kevin McCarthy, de Highland Park, de 37 años.

Desde entonces, los amigos de la pareja han recurrido a las redes sociales para llorar a la pareja y expresar su dolor. También se ha creado una página de GoFundMe para recaudar dinero para apoyar a su hijo huérfano, Aiden McCarthy.

El organizador de la página dijo que fue creada en nombre de su familia y con su permiso. Aiden McCarthy será criado por sus abuelos, y el organizador compartió que “queda en la posición impensable de crecer sin sus padres”.

La página de GoFundMe había recaudado casi los $2,000,000 hasta el miércoles por la mañana.

Aiden fue rescatado del tiroteo después de que una mujer y sus acompañantes lo vieran inmovilizado debajo de su padre, quien estaba inconsciente, mientras ella se dirigía a desayunar, informó The Daily Beast.

La mujer, Lauren Silva, le dijo al medio que mientras llevaba a Aiden de regreso a su automóvil, su novio y su hijo intentaron ayudar a su padre, que estaba sangrando. Silva luego le dijo a The New York Times que le dijeron que los socorristas no pudieron detener el sangrado del padre y lo habían cubierto con una manta.

La trágica noticia llega después de que la policía dijera que el sospechoso del tiroteo, Robert “Bobby” Crimo III, planeó el ataque durante “varias semanas” antes de matar a siete y herir a decenas más en un desfile del 4 de julio en el suburbio de Chicago.

Las otras víctimas identificadas por la oficina forense del condado de Lake incluyen a Katherine Goldstein, de 64 años, de Highland Park; Jacquelyn Sundheim, 63, de Highland Park; Stephen Straus, 88, de Highland Park, y Nicolás Toledo-Zaragoza, 78, de Morelos, México.

La policía dijo que están en conversaciones con Crimo, pero se negaron a compartir información adicional. La policía todavía está trabajando para determinar un motivo.