TAMPA, Fla. (WFLA) – La NASA pronto lanzará su propia investigación sobre fenómenos aéreos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés), comúnmente conocidos como ovnis.

La agencia anunció un nuevo estudio independiente el jueves para examinar “observaciones de eventos en el cielo que no pueden identificarse como aeronaves o fenómenos naturales conocidos”. Según un comunicado de la NASA, el estudio se centrará en la ciencia de las UAP: identificar y recopilar datos para comprender mejor las UAP.

Los ovnis han atraído un gran interés de los entusiastas que creen que podrían estar vinculados a extraterrestres u otro mundo, pero la NASA dijo que “no hay evidencia de que los UAP sean de origen extraterrestre”.

“La NASA cree que las herramientas del descubrimiento científico son poderosas y se aplican aquí también. Tenemos acceso a una amplia gama de observaciones de la Tierra desde el espacio, y ese es el elemento vital de la investigación científica”, dijo el Administrador Asociado de Ciencias de la sede de la NASA, Thomas Zurbuchen. “Tenemos las herramientas y el equipo que pueden ayudarnos a mejorar nuestra comprensión de lo desconocido. Esa es la definición misma de lo que es la ciencia. Eso es lo que hacemos”.

La agencia dijo que el estudio para identificar UAP es de interés para la seguridad nacional y la seguridad aérea. En su comunicado, la NASA dijo que “establecer qué eventos son naturales proporciona un primer paso clave para identificar o mitigar tales fenómenos”.

El anuncio de la NASA se produce menos de un mes después de que el Congreso celebrara su primera audiencia sobre ovnis en más de 50 años. Un subcomité de la Cámara escuchó a los funcionarios de inteligencia de defensa de los Estados Unidos en mayo después de que un informe documentara más de 140 UAP informados por pilotos militares estadounidenses desde 2004. Esos dos funcionarios de inteligencia son parte de un grupo de trabajo del Pentágono que investiga los UAP.

El nuevo estudio encargado por la NASA no forma parte del grupo de trabajo ni de ningún grupo elaborado por el Departamento de Defensa, dijo la agencia.

“Sin embargo, la NASA se ha coordinado ampliamente en todo el gobierno con respecto a cómo aplicar las herramientas de la ciencia para arrojar luz sobre la naturaleza y el origen de los fenómenos aéreos no identificados”, señaló la agencia.

Según la NASA, el nuevo estudio de UAP comenzará a principios de este otoño y se espera que dure unos nueve meses. El equipo estará dirigido por el astrofísico David Spergel y “obtendrá el asesoramiento de expertos en las comunidades científica, aeronáutica y de análisis de datos”.