(KTLA) – Un oficial del Departamento de Policía de Los Ángeles enfrenta múltiples cargos luego de supuestamente enviar fotografías y videos explícitos de su esposa a otros hombres, incluidos otros oficiales de policía, sin su conocimiento o consentimiento.

La esposa del acusado también es una compañera oficial de LAPD, según un expediente judicial.

Brady Lamas, de 45 años, enfrenta seis cargos menores de conducta desordenada al distribuir múltiples imágenes íntimas privadas de la víctima sin consentimiento, según un comunicado de prensa de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles.

Lamas no apareció en una búsqueda de registros de la cárcel, pero su fianza se fijó en $20,000, según un informe en Los Angeles Times. Está programado para ser procesado en la oficina de Santa Clarita de la Corte Superior de Los Ángeles el martes.

Lamas supuestamente compartió las imágenes entre el 29 de diciembre de 2021 y el 24 de enero en un chat grupal en Kik, una aplicación de mensajería. Fueron descubiertos por su esposa el 30 de enero, según una solicitud de orden de restricción contra Lamas obtenida por el Times.

En un comunicado, LAPD dijo que Lamas había sido asignado a su hogar pendiente de una investigación interna desde el 31 de enero de 2022, el día después de que su esposa supuestamente descubrió que él había compartido fotos explícitas de ella.

“El Departamento está cooperando plenamente con el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles y la Oficina del Fiscal de Distrito en este asunto y está preocupado por la supuesta conducta fuera de servicio del oficial que no refleja los valores del Departamento de Policía de Los Ángeles”, agregó el comunicado.

La esposa de Lamas dijo que los “horribles actos perturbadores” de su esposo, que incluyen tomar y compartir fotos y videos de ella en secreto, han resultado en acoso en el trabajo con el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Los empleados masculinos de LAPD se acercaron a la esposa de Lamas, la miraron “intensamente” y dijeron cosas como “Brady es un hombre afortunado” y “No sabe lo bien que lo tiene”, dijo en un expediente judicial.

En ese momento, ella simplemente pensó que esos comentarios eran “inusuales”, sin saber que estos hombres habían visto fotos explícitas de ella, dijo.

“Mi propio esposo es un depredador y se aprovechó de mí”, escribió. “Hubiera preferido que me diera un puñetazo en la cara”.

“La conducta alegada en este caso puede causar angustia emocional duradera”, dijo el fiscal de distrito George Gascón en un comunicado emitido por la oficina del fiscal del distrito. “Nadie debe ser objeto de estas acciones crueles e invasivas. Como oficial de la ley que se encuentra con víctimas todos los días, debe saber el trauma que se produce cuando se viola la privacidad de alguien”.