( The Hill ) – Un hombre de Iowa que recibió atención nacional por un video que lo mostraba liderando a un grupo de personas para perseguir al oficial de policía del Capitolio de Estados Unidos Eugene Goodman en el Capitolio el 6 de enero de 2021, fue sentenciado a cinco años de prisión el viernes.

Doug Jensen, un hombre de 43 años de Des Moines, Iowa, fue declarado culpable en septiembre de agredir, resistir u obstaculizar a un oficial de la ley, obstruir un procedimiento oficial, interferir con un oficial de la ley durante un desorden civil, ingresar y permanecer en un edificio o terreno restringido con un arma peligrosa, y conducta desordenada y perturbadora en un edificio o terreno restringido con un arma peligrosa.

Ha sido sentenciado a 60 meses de prisión y tres años de libertad supervisada por sus acciones, según un comunicado de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Columbia.

Los fiscales dijeron que Jensen ingresó ilegalmente al Capitolio a las 2 p.m. del 6 de enero de 2021, vistiendo una camisa negra con una “Q” en el pecho, una referencia a la teoría de la conspiración de QAnon. Escaló un muro en el frente oeste del Capitolio y fue la décima persona en ingresar al edificio.

Llevaba un cuchillo con una hoja de tres pulgadas en el bolsillo.

Jensen se encontró con Goodman e ignoró sus repetidas órdenes de retroceder y abandonar el edificio. Lideró a otros alborotadores en una “persecución amenazante” de Goodman por la Gran Escalera Este cerca de la Cámara del Senado en el Capitolio. Exigió que los oficiales retrocedieran, entregaran el edificio y arrestaran al vicepresidente Mike Pence.

Goodman recibió elogios generalizados por sus acciones durante los disturbios en el Capitolio después de que dirigió a quienes invadían el edificio en una dirección que se alejaba de los legisladores.

Jensen fue escoltado fuera del edificio después de unos 40 minutos adentro, pero luego regresó, empujando a los oficiales del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, DC, que estaban limpiando a los alborotadores.

Jensen fue arrestado dos días después del motín.

Se le ordenó pagar $2,000 en restitución además de cumplir su sentencia.