BOISE, Idaho (AP) — Un juez de Idaho dictaminó el lunes que una madre acusada de conspirar para matar a sus hijos, a su esposo separado y a la esposa de un amante ahora es mentalmente competente para ser juzgada por algunos de los cargos en Idaho.

Daybell y su nuevo esposo, Chad Daybell, enfrentan numerosos cargos en el complicado caso que involucra acusaciones de creencias espirituales extrañas que involucran “zombis” y predicciones del fin del mundo.

Los fiscales han dicho que Lori y Chad Daybell defendieron las creencias religiosas en un esfuerzo por alentar o justificar los asesinatos.

El caso en su contra había estado detenido durante meses después de que el juez Steven Boyce ordenara su internamiento en un centro psiquiátrico para que pudiera someterse a tratamiento en un esfuerzo por hacerla mentalmente lo suficientemente apta para ayudar en su propia defensa.

La nueva orden de Boyce dice que Lori Vallow Daybell “recuperó su competencia y está en condiciones de proceder” en el caso de asesinato de Idaho. No proporcionó otros detalles sobre su tratamiento o condición mental.

Está programada para ser procesada formalmente en la corte la próxima semana y tanto Lori como Chad Daybell están listos para ser juzgados juntos a principios del próximo año.

Tare fue acusado de conspiración para cometer asesinato y asesinato en primer grado en relación con la muerte de los hijos de Lori Daybell, Joshua “JJ” Vallow, de 7 años, Tylee Ryan, de 16 años, y la primera esposa de Chad Daybell, Tammy Daybell.

Lori Daybell también está acusada en Arizona de conspirar para matar a su exesposo, Charles Vallow, con la ayuda de su hermano, ahora fallecido, Alex Cox.

Chad Daybell se declaró inocente de los cargos y Lori Daybell aún no ha tenido la oportunidad de declararse culpable. El abogado de Chad Daybell, John Prior, se negó a comentar sobre el caso. El abogado de Lori Daybell, Jim Archibald, no respondió de inmediato a los mensajes de voz y correo electrónico solicitando comentarios.

Una acusación dice que Chad y Lori Daybell en 2018, mientras aún estaban casados con otras personas, comenzaron a adoptar un sistema apocalíptico de creencias religiosas.

El hermano de Lori Daybell, Alex Cox, disparó y mató a su ex esposo, Charles Vallow, en los suburbios de Phoenix, según una acusación en Arizona.

Cox afirmó que el tiroteo fue en defensa propia y que nunca fue acusado. En ese momento, Charles Vallow estaba buscando el divorcio y dijo que su esposa creía que se había convertido en una figura divina responsable de marcar el comienzo del final bíblico de los tiempos. Cox murió más tarde de un aparente coágulo de sangre en el pulmón.

Poco después de la muerte de Charles Vallow, Lori Daybell, que entonces tenía el apellido Vallow, y sus hijos se mudaron a la comunidad rural de Rexburg, en el este de Idaho, cerca de donde vivía Chad Daybell. En ese momento, Chad Daybell estaba casado con Tammy Daybell. Murió en octubre de 2019 y su obituario decía que la muerte fue por causas naturales.

Sin embargo, las autoridades comenzaron a sospechar cuando Chad y Lori Daybell se casaron solo dos semanas después, y los investigadores exhumaron el cuerpo de Tammy Daybell para realizar una autopsia. Las autoridades no han revelado la causa de su muerte.

La policía comenzó a buscar a los dos hijos menores de Lori Daybell en noviembre después de que los familiares expresaron su preocupación. Los Daybell se fueron rápidamente de la ciudad y fueron encontrados meses después en Hawái sin los niños.

Más tarde, los investigadores encontraron los cuerpos de JJ y Tylee enterrados en el patio de Chad Daybell en Idaho. No han revelado las causas de la muerte, pero los documentos judiciales dicen que el cuerpo de Tylee estaba parcialmente quemado.

Friends of the Daybells dijo a los investigadores que la pareja creía que las personas podían convertirse en “zombis” si estaban poseídos por espíritus malignos, un estado en el que su alma estaba atrapada en el limbo, según informes policiales. Según los informes, la pareja creía que la única forma de librar a una persona de un zombi era que su cuerpo muriera, según informes policiales.

Una amiga de la pareja, Melanie Gibb, dijo a los investigadores que Lori Daybell se refería a sus hijos más pequeños como “zombis”, y la policía de Arizona dijo que la pareja intercambió mensajes de texto diciendo que Tammy Daybell había sido poseída por un espíritu oscuro.