ODESSA, Texas (KMID/KPEJ) — Una farmacia en Texas compartió en Facebook esta semana un incidente en el que un adolescente presuntamente robó y se comió un Lil’ Nitro, descrito como “el osito de goma más picante del mundo”, y, casi de inmediato, sufrió las consecuencias.

Los operadores de Sunflower Rx, en el centro de Odessa, dijeron que esperan que el adolescente haya aprendido la lección.

En la publicación de Facebook, los operadores de Sunflower Rx dijeron que el adolescente y su amigo visitaron la tienda el lunes 3 de octubre y se fueron rápidamente. Poco tiempo después, según los informes, el sospechoso volvió corriendo a la tienda, sudando, y tomó un té helado. Luego se arrojó al suelo, momento en el que los empleados preguntaron si debían llamar a una ambulancia.

“Por favor, no”, dijo, según la publicación de Facebook de la farmacia. “Estoy bien, acabo de comer algo muy picante”.

Cuando se le preguntó si los empleados deberían tratar de llamar a los padres del niño, nuevamente dijo que no. Pero pidió un bote de basura, preocupado de que pudiera vomitar.

Luego, una “niña muy dulce” entró en la tienda (los empleados de la farmacia pensaron que podría ser su hermana) y sacó al niño de la tienda. También se ofreció a pagar el té, según la publicación de Facebook.

Una vez afuera, los empleados dijeron que vieron cómo el adolescente “se movía” por toda la acera.

Luego, la niña regresó a la tienda, compró un Powerade para el adolescente y supuestamente trató de explicarle que el adolescente acababa de comer algo picante con el estómago vacío.

Después de que los adolescentes se fueron, los empleados notaron que faltaba un osito de goma Lil’ Nitro, anunciado como “El osito de goma más picante del mundo”, del estante.

Se dice que el dulce súper picante, elaborado por Flamethrower Candy, es 900 veces más picante que un jalapeño y mide 9 millones en la escala Scoville, según su empaque. La caja también advierte contra mantener la gomita al alcance de los niños y las mascotas, y aconseja a las personas con problemas cardíacos o respiratorios que eviten comerla.

“Acabamos de sacar la mayor parte de nuestro inventario ayer”, escribió la tienda en su publicación de Facebook. “Recuerdo que pensé que estos ositos podrían ser un problema. De todos modos, había cinco, y ahora hay cuatro”.

Los operadores de Sunflower Rx dijeron que no presentarán cargos contra el presunto ladrón y se dirigieron a él directamente en su publicación de Facebook.

“Espero que te sientas mejor, pero no tanto como para no haber aprendido algo”, decía la publicación.