CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — En el 53° aniversario del alunizaje del Apolo 11, la NASA anunció el miércoles que está preparando el lanzamiento a finales de agosto de su gigantesco cohete lunar nuevo.

La NASA intentará el vuelo de prueba lunar de más de un mes con tres maniquíes, pero sin astronautas, a partir del 29 de agosto. También hay dos fechas de lanzamiento a principios de septiembre, antes de que la NASA tenga que retirarse durante dos semanas.

Jim Free de la NASA señaló que el vuelo de prueba comienza “nuestro programa Artemis para volver a la luna”. El nuevo programa lunar de la agencia espacial se llama Artemis en honor a la hermana gemela de Apolo en la mitología griega.

El cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial de 30 pisos y la cápsula Orion adjunta se encuentran actualmente en el hangar del Centro Espacial Kennedy, luego de las reparaciones derivadas de la prueba de cuenta regresiva del mes pasado. Las fugas de combustible y otros problemas técnicos surgieron durante los repetidos ensayos de lanzamiento de la NASA en la plataforma.

Los funcionarios de la NASA aseguraron a los periodistas el miércoles que los problemas se han resuelto y que las pruebas están casi completas. Pero advirtieron que las fechas de lanzamiento podrían retrasarse, dependiendo del clima volátil de Florida y los problemas que puedan surgir antes de que se suponga que el cohete regrese a la plataforma el 18 de agosto.

“Vamos a tener cuidado”, dijo Free, jefe de desarrollo de sistemas de exploración.

Con 322 pies (98 metros), el cohete y la cápsula Orion son más altos que la Estatua de la Libertad.

Si el viaje de Orión a la luna y de regreso va bien, los astronautas podrían subir a bordo en 2023 para dar una vuelta alrededor de la luna y aterrizar en 2025.

Los astronautas exploraron la luna por última vez en 1972. El primero de los 12 caminantes lunares, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, pisó la polvorienta superficie gris el 20 de julio de 1969, mientras Michael Collins orbitaba la luna.

Aldrin, de 92 años, el único sobreviviente de los tres, señaló el aniversario en un tuit: “Neil, Michael y yo estábamos orgullosos de representar a Estados Unidos mientras dábamos esos pasos gigantes para la humanidad. Fue un momento que unió al mundo y la mejor hora de Estados Unidos”.