TAMPA, Fla. (WFLA) – El precio de la gasolina continúa rompiendo récords en los Estados Unidos y quitándole el sueño a las familias de Tampa, preocupadas al ver cómo el dinero se evapora de sus manos con cada aumento.

Adolfo Cedeño, quien tiene más de 4 años como conductor profesional, ha vivido en carne propia el aumento de la gasolina, afirmando que ha tenido que hacer de todo para mantener sus ingresos en un momento en el que el promedio del galón del combustible en Florida se sitúa en $4,71.

“Al subir los costos de la gasolina, afecta a tu bolsillo directamente. Porque el presupuesto que tú tenías, si ganabas 100 dólares, ahora tienes que dedicarle un 10, un 20, un 30 o hasta un 100 por ciento más a la gasolina”.

Cedeño dice que lo que está viviendo no tiene precedentes. “Es lo más difícil que nos ha pasado. Hace un año y tanto estaba en 2,40 y ahorita está en 4,70. Estamos hablando de un 100 por ciento de subida”.

Afirma que no solo el bolsillo se ve afectado, también la calidad de vida. “Antes lo hacía en 6 horas, ahora tengo que dedicarle 3 horas más. 9 horas, 10 horas en el volante. Para que no desequilibre tu presupuesto”.

La Secretaria de Energía de los Estados Unidos, Jennifer Granholm, se refirió desde Tampa a una de las estrategias de la Administración Biden ante la crisis del combustible. “El presidente va a utilizar la herramienta más grande de su arsenal, que es la reserva estratégica de petróleo y está liberando un millón de barriles por día en ese mercado, así que al menos tratamos de estabilizar los precios”.

Pese a las acciones de la Casa Blanca, los conductores aún no ven la luz al final del tunel, obligándolos a buscar alternativas. “Mucha gente quizás ya no lo hace a full time, sino lo hace como part time. Entonces buscar otras alternativas de ingresos para poder subsistir, para poder seguir pagando la renta, para poder seguir alimentando”.

Pero Grabholm apunta a una solución sostenible a largo plazo. “Lo que queremos hacer es asegurarnos de que todos los días los ciudadanos tengan acceso a pagar un vehículo eléctrico donde no tendrían que preocuparse por el precio de la gasolina”.

Pese a las medidas de la Administración Biden las proyecciones no son nada alentadoras. Gas Buddy afirma que para mediados de junio el promedio nacional podría estar por encima de los 5dólares el galón, sin señales de una mejora en el mercado a corto plazo.