(KHON2) — La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) ofrece una recompensa de $100,000 por información que conduzca al arresto de Ruja Ignatova, mejor conocida como la “Cryptoqueen”.

Ignatova está en la lista de los 10 fugitivos más buscados del FBI: acusada de estafar a los inversionistas por miles de millones de dólares en un plan que comenzó alrededor de 2014.

Según el FBI, Ignatova fue la fundadora de OneCoin Ltd., una empresa con sede en Bulgaria que comercializaba una supuesta criptomoneda. Los funcionarios dicen que hizo declaraciones y representaciones falsas a individuos para solicitar inversiones en OneCoin.

“Supuestamente ordenó a las víctimas que transfirieran fondos de inversión a cuentas de OneCoin para comprar paquetes de OneCoin, lo que provocó que las víctimas enviaran transferencias bancarias que representaban estas inversiones”, dijo el FBI. “A lo largo del esquema, se cree que OneCoin estafó a las víctimas en más de $4 mil millones”.

Ignatova se desempeñó como líder principal de OneCoin hasta octubre de 2017. El Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York, emitió una orden de arresto contra ella ese año. Luego, en 2018, se emitió una acusación formal acusando a Ignatova de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico; fraude electrónico; conspiración para cometer lavado de dinero; conspiración para cometer fraude de valores; y fraude de valores.

El FBI dice que se alega que Ignatova y otros defraudaron miles de millones de dólares a inversionistas de todo el mundo. Se sabe que viajó desde Sofía, Bulgaria, a Atenas, Grecia el 25 de octubre de 2017, y es posible que haya viajado a otro lugar después de eso. Puede viajar con un pasaporte alemán a los Emiratos Árabes Unidos, Bulgaria, Alemania, Rusia, Grecia y/o Europa del Este.

Cualquier persona que tenga información sobre el paradero de Ignatova debe llamar al FBI al 1-800-CALL-FBI o informar en línea en tips.fbi.gov. El FBI también cree que puede haber más víctimas que aún no han sido identificadas, y también se les anima a llamar al FBI al 1-800-CALL-FBI.