JetBlue acordó comprar Spirit Airlines por $3.8 mil millones en un acuerdo que crearía la quinta aerolínea más grande del país si lo aprueban los reguladores de EE.UU.

El acuerdo del jueves llega un día después de que fracasara el intento de Spirit de fusionarse con Frontier Airlines. Spirit había recomendado a sus accionistas que aprobaran una oferta más baja de Frontier, diciendo que es más probable que los reguladores antimonopolio rechacen la oferta de JetBlue.

“Esta combinación es una oportunidad emocionante para diversificar y expandir nuestra red, agregar trabajos y nuevas posibilidades para los miembros de la tripulación y expandir nuestra plataforma para un crecimiento rentable”. dijo el CEO de JetBlue, Robin Hayes, en un comunicado.

La aerolínea combinada, que tendrá su base en Nueva York y estará liderada por Hayes, contaría con una flota de 458 aviones. Las aerolíneas continuarán operando de forma independiente hasta que se cierre la transacción.

JetBlue dijo el jueves que pagaría $33.50 por acción en efectivo por Spirit, incluido un pago anticipado de $2.50 por acción en efectivo pagadero una vez que los accionistas de Spirit aprueben la transacción. También hay una tarifa de tictac de 10 centavos por mes a partir de enero de 2023 hasta el cierre.

Si la transacción se completa antes de diciembre de 2023, el acuerdo será de $33.50 por acción, aumentando con el tiempo hasta $34.15 por acción, en caso de que la transacción se cierre en julio de 2024.

Si el trato no se cierra debido a razones antimonopolio, JetBlue pagará a Spirit una tarifa de ruptura inversa de $70 millones y a los accionistas de Spirit una tarifa de ruptura inversa de $400 millones menos cualquier cantidad pagada a los accionistas de Spirit antes de la terminación.

JetBlue anticipa $600-700 millones en ahorros anuales una vez que se complete la transacción. Se prevé que los ingresos anuales de la empresa combinada sean de unos 11,900 millones de dólares, según los ingresos de 2019.

El acuerdo aún necesita las aprobaciones regulatorias requeridas y la aprobación de los accionistas de Spirit. Las empresas esperan concluir el proceso regulatorio y cerrar la transacción a más tardar en el primer semestre de 2024.