SAN FRANCISCO (KRON) – Las acusaciones de que Twitter ha convertido el espacio de oficinas en su sede de Market Street en San Francisco en “cuartos de motel” improvisados para los empleados serán investigadas, según el Departamento de Inspección de Edificios de San Francisco.

La investigación se produce después de que un informe de Forbes citó fuentes que dijeron que varias oficinas del edificio se habían convertido en dormitorios.

Los cuartos fueron descritos como “dormitorios modestos con colchones sin hacer, cortinas monótonas y monitores gigantes de telepresencia en la sala de conferencias” en el informe de Forbes. Zoë Schiffer, editora del medio de la industria tecnológica Platformer, también alegó en un tuit que una biblioteca en la oficina de SF se había convertido en un área para dormir, citando a un empleado actual de Twitter que la describió como “acogedora”.

Una queja presentada a través del sistema 311 de San Francisco, que sugería que las habitaciones violaban los códigos de construcción de la ciudad, fue compartida con KRON de Nexstar. El texto de la denuncia dice, en parte:

“Hola, varias oficinas en Twitter aparentemente se han convertido en habitaciones de motel para que vivan los trabajadores, en contra del código”.

Patrick Hannan, el director de comunicaciones del Departamento de Inspección de Edificios de SF, confirmó que la queja estaba siendo investigada y dijo: “investigamos todas las quejas”, y agregó que “necesitamos asegurarnos de que el edificio se use según lo previsto”.

“Existen diferentes requisitos del código de construcción para edificios residenciales, incluidos los que se utilizan para estadías a corto plazo”, dijo Hannan. “Estos códigos aseguran que las personas utilicen los espacios de manera segura. Todos en San Francisco merecen un lugar seguro para vivir, trabajar, divertirse y dormir, y nadie está por encima de la ley”.

El departamento se está comunicando con representantes de edificios para realizar una inspección del sitio como parte de su investigación, confirmó Hannan.

“Si encontramos que la suite 900 ya no cumple con el código de construcción, emitiremos un aviso de infracción, que se publicará en nuestro sitio web”, agregó Hannan, quien dijo que espera que el departamento inicie su investigación en las próximas 72 horas.

En respuesta a la noticia de una inspección en la sede de Twitter, el director ejecutivo Elon Musk pareció confirmar que la compañía había instalado habitaciones improvisadas mientras llamaba al alcalde de San Francisco, London Breed.

“Entonces, la ciudad de SF ataca a las empresas que brindan camas para empleados cansados en lugar de asegurarse de que los niños estén a salvo del fentanilo”, tuiteó Musk. “¿¡Dónde están tus prioridades @LondonBreed!?”

En su tuit, Musk compartió un enlace a un artículo del San Francisco Chronicle que describe los informes de un niño de 10 meses que sufrió una sobredosis accidental de fentanilo mientras jugaba en uno de los parques de la ciudad.