RICHMOND, Virginia, EE.UU. (AP) — Un inmigrante guatemalteco al que la policía acusó de ayudar a planear un tiroteo masivo en la capital de Virginia durante el 4 de Julio se declaró culpable el jueves de un cargo migratorio.

Un juez federal aceptó la declaratoria de Rolman Balcárcel Bavagas a un cargo de reingresar a Estados Unidos después de ser deportado y será sentenciado el 10 de noviembre, según un reporte del periódico Richmond Times-Dispatch. El acusado, de 38 años, enfrenta una condena de hasta dos años en prisión y una multa de 250,000 dólares.

Ni a Balcárcel Bavagas ni a un coacusado, Julio Alvarado Dubón, se les han presentado cargos en conexión directa con el supuesto plan del tiroteo, y un fiscal federal no hizo mención de ello el jueves, según el periódico.

Durante una conferencia de prensa el 6 de julio, la policía informó que se había frustrado un tiroteo planeado para el Día de la Independencia y anunció el arresto de los sospechosos. El jefe de policía Gerald Smith señaló que un “ciudadano heroico” contactó a la policía después de escuchar por azar una conversación de que se planeaba un ataque.

La fiscalía federal tomó el caso hace unas semanas a solicitud de la fiscal de Richmond, Colette McEachin.

Según una declaración de hechos del gobierno en el caso migratorio, Balcárcel Bavagas es un ciudadano guatemalteco que reside ilegalmente en Estados Unidos y quien había sido expulsado en dos ocasiones del país. Se le permitió salir voluntariamente de Estados Unidos en 2013 y fue deportado un año después, según documentos de la corte.

Alvarado Dubón ha sido acusado de ser un no ciudadano estadounidense en posesión de un arma de fuego. Los registros judiciales no indicaban cuándo será su próxima comparecencia.