NUEVA YORK ( WPIX ) – Los oficiales de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) en el aeropuerto JFK experimentaron una situación difícil el jueves.

Un hombre de Rhode Island fue detenido después de pasar por una unidad de rayos X en la Terminal 8. ¿La razón? Llevaba dos frascos de mantequilla de maní, cada uno con partes de una pistola semiautomática desarmada, dijeron funcionarios de la TSA el viernes.

“Las partes del arma estaban ingeniosamente ocultas en dos frascos cremosos y suaves de mantequilla de maní, pero ciertamente no había nada suave en la forma en que el hombre intentaba contrabandear su arma”, dijo John Essig, Director de Seguridad Federal de TSA para el Aeropuerto JFK. “Nuestros oficiales son buenos en su trabajo y están concentrados en su misión, especialmente durante el ajetreado período de viajes de vacaciones”.

Las partes del arma calibre .22 estaban envueltas en plástico y el cargador del arma estaba cargado con balas, según la TSA.

Al revisar el equipaje, la Policía de la Autoridad Portuaria confiscó los artículos, rastreó al viajero en la terminal y lo arrestó. El hombre ahora enfrenta una dura sanción civil financiera y podría terminar pagando hasta $15,000, según la TSA.

Puede transportar su arma en un avión, pero debe descargarla, empaquetarla en un estuche rígido cerrado y llevarla al mostrador de facturación de la aerolínea para declararla. También debe declararlo con su aerolínea para asegurarse de que se transportará en el vientre del avión. Las réplicas de armas de fuego están prohibidas en el equipaje de mano y deben transportarse en el equipaje facturado.