NUEVA ORLEANS (AP) — Un hombre negro condenado injustamente cuando era adolescente por una violación en Nueva Orleans hace más de 36 años fue liberado el jueves después de que un juez desestimó su condena.

Sullivan Walter, que ahora tiene 53 años, usó un pañuelo para secarse las lágrimas cuando un juez estatal de distrito anuló formalmente su condena por una violación con allanamiento de morada. El juez Darryl Derbigny expresó su enojo porque la evidencia de sangre y semen que podría haberlo absuelto nunca llegó al jurado.

“Decir que esto fue desmesurado es quedarse corto”, le dijo Derbigny a Walter.

Después de comparecer ante el tribunal en Nueva Orleans, Walter fue conducido al Centro Correccional Elayn Hunt en St. Gabriel, donde fue liberado oficialmente.

La oficina del fiscal de distrito Jason Williams se unió a los abogados defensores que trabajan con Innocence Project New Orleans, un grupo de defensa de la justicia penal, para anular la condena.

Walter tenía 17 años cuando fue arrestado en relación con la violación de Nueva Orleans. El violador había ingresado a la casa de la víctima, identificada en el expediente como LS, en mayo de 1986, le puso un cuchillo en la garganta y amenazó con hacerle daño a su hijo de 8 años, quien durmió durante el incidente.

Emily Maw, abogada de la oficina de Williams, describió los problemas del caso ante el tribunal y señaló que había razones para creer que la víctima, el único testigo, había identificado a Walter por error.

“Hubo algunas señales de alerta de que el testimonio de los testigos bien podría haber sido poco confiable”, dijo Maw a Derbigny.

Esas “banderas rojas” habían sido detalladas en una presentación conjunta de la defensa y los fiscales antes de la audiencia del jueves.

“En este caso, se le pidió a LS que hiciera una identificación racial de alguien que en todo momento en que ella podía observarlo estaba enmascarado, en una habitación sin luz por la noche y/o la amenazaba con no mirarlo. Además, a LS no se le mostró una serie de fotografías que contenían al Sr. Walter hasta más de seis semanas después del crimen”, dice la moción.

Más significativamente, no se presentó evidencia sobre las características de la sangre de Walter que no coincidieran con el semen recolectado de la víctima después de la violación.

La presentación también relata años de errores de los abogados anteriores de Walter, incluido el hecho de no señalar declaraciones contradictorias de un oficial de policía que trabajó en el caso y pasos en falso durante el proceso de apelación con respecto a la evidencia de sangre y semen.

Cuando fue absuelto el jueves, Walter había estado cumpliendo una sentencia total de 39 años: cuatro por un cargo de robo no relacionado con el caso de violación y 35 años por múltiples cargos en el caso de violación.

Los abogados dijeron que la víctima de la violación ya falleció. Maw dijo en el tribunal que las autoridades se comunicaron con el hijo de la víctima, que no estaba presente, y que expresó su pesar en nombre de su madre por la condena injusta.

El director legal de Innocence Project New Orleans, Richard Davis, dijo que la raza de Walter fue un factor en la condena injusta.

“Los abogados y las fuerzas del orden involucradas actuaron como si creyeran que podían hacer lo que quisieran con un adolescente negro de una familia pobre y nunca serían examinados ni obligados a rendir cuentas”, dijo Davis en una declaración escrita. “No se trata solo de individuos y sus elecciones, sino de los sistemas que permiten que sucedan”.