MYRTLE BEACH, SC ( WBTW ) – Un hombre acusado de dispararle a un artista de una casa embrujada que asustó a un grupo dentro de un museo de cera de Myrtle Beach, Carolina del Sur el sábado, afirmó que pensó que el arma era solo un accesorio de utilería, dijo la policía el miércoles.

El tiroteo ocurrió en el Museo de Cera de Hollywood, que, entre otras atracciones, ofrece una experiencia zombie llamada “Outbreak: Dread the Undead”. La víctima, que estaba trabajando en la experiencia zombie cuando recibió un disparo en el hombro, sobrevivió, informa Associated Press.

La policía de Myrtle Beach acusó al presunto tirador, Keal Latrell Brown, de 39 años, de contribuir a la delincuencia de un menor por supuestamente pasarle el arma a un menor después del incidente. La policía no ha podido determinar el dueño del arma o quién la tenía antes del tiroteo.

Según las órdenes judiciales, Brown admitió en una declaración posterior a Miranda haber permitido que un pariente adolescente le quitara el arma.

En una publicación de Facebook el miércoles, la policía dijo que los investigadores hablaron con Brown, la víctima, los testigos y también vieron un video de vigilancia del incidente, que ocurrió poco después de las 8:00 p.m. del sábado en el museo.

La policía dijo que el tiroteo ocurrió después de que Brown y varias otras personas ingresaron al museo y varias personas del grupo se asustaron por la víctima, que trabajaba como artista en la casa embrujada. Una persona se cayó y, durante la pelea, un arma se deslizó hacia atrás y golpeó a Brown en el pie.

La policía dijo que Brown les dijo a los investigadores que tomó el arma y disparó dos veces, pensando que el arma era un accesorio y parte de la experiencia.

Brown fue arrestado en el área de Charleston luego de ser identificado como sospechoso horas después del tiroteo, según la policía.

Se le ha dado un bono de $25,000 en efectivo o de garantía. La policía dijo que los cargos adicionales son “probables”.

El artista herido asistió a la audiencia de fianza de Brown y habló sobre el tiroteo, según Associated Press, contando cómo el pistolero lo miró antes de disparar. Agregó que ahora tiene problemas para trabajar y no ha podido dormir desde que sucedió.

WBTW de Nexstar contactó al museo de cera para obtener una respuesta al tiroteo y para averiguar si las armas están permitidas dentro de la atracción, y no ha recibido respuesta.