(The Hill) – Los fiscales dijeron el miércoles que un gran jurado federal acusó a un hombre de Pensilvania por amenazar con matar al presidente del Comité del 6 de enero de la Cámara de Representantes, Bennie Thompson (D-Miss.), en una carta enviada a su oficina en el Capitolio la semana pasada.

Maverick Vargo, de 25 años, amenazó al presidente Biden, a Thompson, a la familia de Thompson y al juez de la Corte de Distrito de EE.UU. Robert Mariani en la carta, y también envió lo que parecía ser un polvo blanco y aludió al ántrax, dijeron los fiscales.

Vargo, quien es de Berwick, Pensilvania, está acusado de amenazar al presidente, enviar comunicaciones interestatales con una amenaza e influir en un funcionario federal mediante amenazas, anunció la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Medio de Pensilvania.

Los fiscales alegaron que Vargo envió la carta desde el Centro Correccional del Condado de Luzerne en Wilkes-Barre, Pensilvania, y ahora podría enfrentar hasta 25 años de prisión por el nuevo cargo.

La carta llegó a la oficina de Thompson en el edificio de oficinas Rayburn House días antes de que él y sus colegas en el panel del 6 de enero celebraran lo que podría ser su audiencia final en la serie de meses del comité para convencer al público de la culpabilidad del expresidente Trump por el ataque al Capitolio.

Los fiscales dijeron que Vargas le escribió a Thompson: “¡Te voy a matar! Te haré sentir el resto de nuestro dolor y sufrimiento. No hay lugar ni nadie que pueda apartarte de mí. Voy a matarte a ti y a los que amas. Te prometo que cumpliré mi promesa hasta el día de mi muerte”.

La carta también decía supuestamente: “Tú y Joe Biden pronto enfrentarán la muerte por los daños que le han hecho a los Estados Unidos”.

La Policía del Capitolio de EE.UU. dijo la semana pasada que el personal del Congreso denunció una carta sospechosa a la policía, y la agencia despejó el área cerca de la oficina de Thompson mientras la inspeccionaban.

La agencia dijo en ese momento que no se encontró polvo, a pesar de que los fiscales federales ahora indican que el Equipo de Respuesta a Materiales Peligrosos de la Policía del Capitolio sí encontró un polvo blanco en la carta.

The Hill se ha comunicado con la Policía del Capitolio para obtener aclaraciones.