Advertencia: los detalles de esta historia son gráficos y pueden resultar perturbadores para algunos lectores.

(WPHL) – El espantoso descubrimiento de una pareja de esposos que fueron asesinados y desmembrados en Pensilvania condujo al arresto de su hija.

Verity Beck, de 49 años, fue arrestada y acusada de los asesinatos de sus padres, Reid Beck, de 73 años, y Miriam Beck, de 72 años, confirmó el fiscal de distrito del condado de Montgomery, Kevin Steele.

Inicialmente, se llamó a la policía a una casa en Jenkintown para un control de bienestar el martes por la noche. La llamada, dijo la policía, provino de Justin Beck, el hijo de la pareja, quien dijo que no había visto ni escuchado a sus padres en más de una semana, lo cual era inusual ya que normalmente hablaba con ellos todos los días.

Justin dijo más tarde que había conducido hasta la casa de sus padres y vio sus autos en el camino de entrada. Luego regresó a la casa una vez más para llevarle sopa a su hermana, quien previamente había dicho que no se sentía bien.

Justin ingresó a la casa usando una llave y bajó las escaleras donde observó un cuerpo cubierto con una sábana manchada de sangre. Justin le dijo a la policía que notó pies que sobresalían de debajo de la sábana e inmediatamente asumió que era el cuerpo de su padre, según una declaración jurada.

Justin luego volvió a subir y habló con Verity durante unos 30 minutos. Durante la conversación, Verity le dijo a su hermano que las cosas en casa “habían estado mal” y que necesitaba “más tiempo” antes de llamar a la policía, según los documentos.

Cuando Justin regresó a casa, llamó de inmediato al 911. También le dijo a la policía que sabía que su hermana tenía un arma, pero que no sabía dónde o qué tipo de arma era.

La policía de Abington acudió a la escena esa noche e intentó ponerse en contacto con Verity, quien no abrió la puerta, dijo la policía. Luego desplegaron un pequeño robot dentro del primer piso de la casa y un pequeño dron alrededor de las ventanas del segundo piso para tratar de encontrar a Verity.

Poco después de la medianoche, tres oficiales ingresaron a la casa e inmediatamente notaron un fuerte olor a descomposición. Verity los recibió en la cocina y la policía la detuvo después de que ella confirmara que sus padres estaban muertos.

Dentro de la casa, los investigadores encontraron un cuerpo masculino decapitado y envuelto en una sábana, luego identificado como Reid Beck, con una motosierra cerca. También había un bote de basura lleno de partes del cuerpo amputadas pertenecientes a Miriam Beck, así como un bote de basura en el garaje con otras partes del cuerpo amputadas, según una declaración jurada de la policía.

Un patólogo forense determinó más tarde que ambos habían muerto por heridas de bala en la cabeza. Los investigadores habían encontrado previamente tres armas con rondas gastadas en la habitación de Verity Beck.

Los detectives también descubrieron una caja fuerte con marcas de perforación, lo que indica que alguien había intentado acceder a la caja fuerte sin una llave o combinación adecuada.

Los investigadores creen que la pareja puede haber estado muerta desde el 7 de enero, según el último contacto de Justin Beck con sus padres y un periódico sin leer encontrado en la residencia.

Verity Beck fue arrestada y acusada de asesinato en primer y tercer grado, lo que la hace inelegible para una fianza en el condado de Montgomery. Actualmente se encuentra detenida en el Centro Correccional del Condado de Montgomery.

La policía no ha revelado un motivo de los asesinatos.