Nota del editor: esta historia se actualizó para corregir el costo total para los contribuyentes.

(KCAU) — Veintidós gobernadores republicanos, incluidos Ron DeSantis de Florida y Greg Abbott de Texas, enviaron una carta al presidente Joe Biden oponiéndose a sus planes de cancelar la deuda de préstamos estudiantiles y diciéndole que la retire “de inmediato”.

La carta conjunta enviada el lunes, encabezada por Kim Reynolds de Iowa, indicó que el plan de Biden de $10,000 en condonación de deuda costaría $600,000 millones en total a los contribuyentes. La carta afirmaba que es injusto que la gran mayoría de los contribuyentes paguen la condonación de préstamos cuando solo el 16-17% de los estadounidenses tienen deudas de préstamos estudiantiles federales. Agregaron que el plan trasladaría la carga de la deuda de los ricos a los pobres.

La carta conjunta continuó diciendo que fue la decisión de los estudiantes sacar préstamos.

“Es posible que la universidad no sea la decisión correcta para todos los estadounidenses, pero para los estudiantes que solicitaron préstamos, fue su decisión: adultos capaces y prestatarios dispuestos que, a sabiendas, aceptaron los términos del préstamo y consintieron en endeudarse a cambio de tomar clases”, decía la carta. “Un título de alto costo no es la clave para desbloquear el Sueño Americano, el trabajo duro y la responsabilidad personal lo son”.

Los gobernadores agregaron que el plan es injusto para quienes ya pagaron sus préstamos.

Continuaron diciendo que el plan “fomentará más préstamos para estudiantes, incentivará tasas de matrícula más altas y aumentará aún más la inflación”.

“Esto realmente no resuelve el problema y no está abordando el problema del aumento del costo de la matrícula o la reducción de las tasas de interés para los estudiantes”.

Matt Sinovic, director ejecutivo de Progress Iowa, dijo en un comunicado que “la carga de la deuda de préstamos estudiantiles ha obligado a millones de estadounidenses a tomar decisiones terribles, como quedarse en un mal trabajo o retrasar la atención médica necesaria”.

Agregó que el plan de condonación de la deuda estudiantil permitiría a las personas gastar más y mantener la economía en marcha. Sinovic criticó a Reynolds por no financiar las escuelas públicas de Iowa y recortar los fondos para las universidades públicas del estado.

El plan de Biden requiere miles de dólares en cancelaciones de préstamos para personas que ganan menos de $125,000 al año, lo que impacta a más de 40 millones de estadounidenses. Para aquellos que fueron a la universidad con Becas Pell, se perdonarán $20,000. Aquellos que no recibieron esa subvención verán $10,000 en condonación de deuda.

Los senadores republicanos, incluido Chuck Grassley de Iowa, están pidiendo demandas para bloquear la orden de Biden de perdonar la deuda de préstamos estudiantiles, calificándola de extralimitación ilegal y abuso del poder ejecutivo.

Puedes leer la carta haciendo clic aquí.

La carta conjunta fue firmada por los gobernadores de Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Florida, Georgia, Idaho, Iowa, Maryland, Missouri, Montana, Nebraska, New Hampshire, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming.