DETROIT (AP) — General Motors está retirando del mercado más de 484,000 SUV grandes en los EE. UU. para solucionar un problema que puede causar que los cinturones de seguridad de la tercera fila no funcionen correctamente.

El retiro cubre Chevrolet Suburbans y Tahoes, Cadillac Escalades y GMC Yukons de los años modelo 2021 y 2022.

El fabricante de automóviles dice en documentos publicados el martes por los reguladores de seguridad de EE. UU. que los remaches que sujetan la hebilla al soporte de montaje en los asientos de la tercera fila del lado izquierdo y derecho pueden haberse formado incorrectamente.

Es posible que los cinturones no sujeten adecuadamente a un pasajero en un choque, lo que aumenta el riesgo de lesiones.

La compañía dice que no tiene conocimiento de ningún accidente o lesión causada por el problema.

Los distribuidores inspeccionarán las cabezas de los remaches y reemplazarán los conjuntos de hebillas si es necesario. Los propietarios serán notificados a partir del 26 de septiembre.