(KTLA) — La Junta de Supervisores exige cambios en el Departamento de Control y Cuidado de Animales del Condado de Los Ángeles después de que un cachorro de 3 meses fue sacrificado por error.

La muerte del cachorro Bowie en el Baldwin Park Animal Center a principios de este mes ha provocado indignación.

“Todas las circunstancias que rodearon la eutanasia de Bowie se están analizando con mucho cuidado”, dijo María Rosales, gerente del Animal Care Center, y agregó que los funcionarios del refugio “lamentan profundamente” la muerte del cachorro. “El departamento se toma muy en serio su misión de salvar vidas. No se toma a la ligera en absoluto”.

Underdog Heroes Rescue dijo que estaban comprometidos a salvar a Bowie, pero cuando hicieron un seguimiento con el refugio, les dijeron que el perro había sido sacrificado.

El presidente del rescate, Shoshi Gamliel, le dijo a KTLA que no está segura de cómo sucedió esto y que no había nada malo con Bowie.

“Evidentemente, pasan por todo un proceso para decidir qué perros están aprobados para ser sacrificados”, indicó.

El martes, los supervisores aprobaron por unanimidad una moción para reducir la tasa de animales sacrificados en el cuidado y control de animales.

Durante la reunión, la supervisora Hilda Solís, quien coescribió la moción, calificó el incidente de “desgarrador”.

“Hemos encontrado más y más casos en los que esto ha sucedido antes”, dijo. “Muchas personas en la comunidad se han acercado a mi oficina y quieren ver un cambio”.

La moción pide una “relación completa” de lo que llevó a que Bowie fuera sacrificado y un plan para prevenir incidentes similares.

Los funcionarios deben informar a la Junta de Supervisores en 90 días con un plan de cinco años para disminuir la cantidad y el porcentaje de animales sacrificados.

Entre julio y noviembre de este año, casi 4,000 de aproximadamente 12,000 animales bajo el cuidado del condado fueron sacrificados, destacaron las autoridades. En comparación, la ciudad de Los Ángeles tiene una tasa de ahorro de alrededor del 87 % en los refugios locales.