EL PASO, Texas (Informe fronterizo) – Funcionarios federales están investigando la muerte de dos migrantes cuyos cuerpos fueron encontrados en una rampa de entrada a la Interestatal 10 cerca de Van Horn, Texas.

Un automovilista que pasaba descubrió los cuerpos el 12 de junio y los controles de huellas dactilares identificaron a los dos individuos como Rosenda Gómez López, de Guatemala, y Édgar Vividor Rodríguez, de México.

La causa de la muerte está pendiente de los resultados de la autopsia, pero los investigadores en el lugar creen que los migrantes pueden haber muerto por exposición al calor y deshidratación, y que sus cuerpos fueron empujados posteriormente desde un vehículo, dijo el Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) en un comunicado el viernes.

“Los traficantes de personas son individuos atroces que se benefician del contrabando de inmigrantes indocumentados sin prejuicios y sin tener en cuenta si las personas de las que se aprovechan terminan pagando el precio final”, dijo Frank B. Burrola, agente especial a cargo de HSI El Paso. “Investigaciones de Seguridad Nacional se enfoca con láser en garantizar que los traficantes de personas enfrenten las consecuencias de sus acciones reprensibles”.

Los funcionarios federales en El Paso y Arizona han estado advirtiendo a los migrantes que no permitan que las organizaciones criminales transnacionales los crucen ilegalmente a los Estados Unidos en áreas desérticas en esta época del año, cuando las temperaturas máximas de la tarde están constantemente por encima de los 100 grados.

Las muertes de migrantes en el área de El Paso-Sur de Nuevo México se cuadruplicaron el año fiscal pasado, pasando de solo 10 en 2020 a 39 en 2021. Los rescates aumentaron de 330 a 688 en el mismo período. No todas las muertes estaban relacionadas con el calor; algunos se han ahogado en canales o han muerto por caídas.

HSI está investigando el intento de contrabando de personas que resultó en las dos muertes. La Oficina del Sheriff del Condado de Culberson y los agentes del Sector Big Bend de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. ayudaron en el caso.

HSI está llamando a los miembros del público con información sobre este caso, o cualquier actividad de contrabando, a llamar al número gratuito 1-866-347-2423, o internacionalmente al 001-1802-872-6199. También puede completar el formulario de sugerencias en línea.