(AP) — La administración Biden declaró la viruela del mono una emergencia de salud pública en medio de un aumento de casos.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, anunció la decisión durante una sesión informativa el jueves por la tarde.

ESTA ES UNA ACTUALIZACIÓN DE ÚLTIMA HORA. La historia anterior de AP sigue a continuación:

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos declarará una emergencia de salud pública para reforzar la respuesta federal al brote de viruela del mono o viruela símica que ha infectado a más de 6,600 estadounidenses, dijeron el jueves dos personas familiarizadas con el asunto.

El anuncio liberará dinero federal y otros recursos para combatir el virus, que puede causar fiebre, dolores corporales, escalofríos, fatiga y protuberancias similares a granos en muchas partes del cuerpo. Las personas hablaron bajo condición de anonimato antes de un anuncio oficial.

La declaración se produce cuando la administración de Biden ha enfrentado críticas sobre la disponibilidad de la vacuna contra la viruela del mono. Las clínicas en las principales ciudades como Nueva York y San Francisco dicen que no han recibido suficiente vacuna de dos dosis para satisfacer la demanda, y algunas han tenido que dejar de ofrecer la segunda dosis para garantizar el suministro de las primeras dosis.

La Casa Blanca dijo que ha puesto a disposición más de 1.1 millones de dosis y ha ayudado a aumentar la capacidad de diagnóstico nacional a 80,000 pruebas por semana.

El virus de la viruela del simio se propaga a través del contacto prolongado y cercano de piel con piel, incluidos los abrazos, las caricias y los besos, así como al compartir ropa de cama, toallas y ropa. Las personas que se han enfermado hasta ahora han sido principalmente hombres que tienen sexo con hombres. Pero los funcionarios de salud enfatizan que el virus puede infectar a cualquiera.

El anuncio se produce tres días después de que la administración de Biden nombrara a altos funcionarios de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para que sirvan como coordinadores de la Casa Blanca para combatir el brote de viruela del mono.

La noticia de la esperada declaración fue reportada por primera vez el jueves por Politico.

Tal declaración es un paso importante, y atrasado, dijo Lawrence Gostin, experto en leyes de salud pública de la Universidad de Georgetown.

“Señala la seriedad y el propósito del gobierno de EE.UU. y hace sonar una alarma global”, dijo.

Según una declaración del Departamento de Salud y Servicios Humanos, la agencia puede retirar fondos de emergencia, contratar o reasignar personal para hacer frente al brote y tomar otras medidas para controlar el virus.

Una emergencia de salud pública puede extenderse, similar a lo que sucedió durante la pandemia de COVID-19.

Gostin dijo que el gobierno de EE.UU. ha sido demasiado cauteloso y debería haber declarado una emergencia nacional antes. Las medidas de salud pública para controlar los brotes se han enfrentado cada vez más a desafíos legales en los últimos años, pero Gostin no esperaba que eso sucediera con la viruela del simio.

“Es un caso de libro de texto de una emergencia de salud pública”, dijo Gostin. “No es un problema de estado rojo o azul. No hay oposición política a la lucha contra la viruela del simio”.

La decisión del gobierno se produce después de que otros hayan hecho declaraciones similares.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud calificó la viruela del simio como una emergencia de salud pública, con casos en más de 70 países. Una emergencia mundial es el nivel más alto de alerta de la OMS, pero la designación no significa necesariamente que una enfermedad sea particularmente transmisible o letal.

California, Illinois y Nueva York han hecho declaraciones en la última semana, al igual que la ciudad de Nueva York, San Francisco y el condado de San Diego.