La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha emitido una guía preliminar que advierte que los pacientes que reciben operaciones de Lasik pueden experimentar visión doble, ojos secos, dificultad para conducir de noche y, a veces, dolor ocular crónico.

La agencia dice que incluso después de la cirugía, es posible que aún necesites anteojos.

La advertencia puede ser una sorpresa para aproximadamente medio millón de adultos que cada año se someten a Lasik creyendo que no enfrentan tales efectos secundarios potenciales.

La cirugía Lasik remodela la córnea cortando un colgajo delgado y plegándolo hacia atrás, reenfocando cómo llega la luz a la retina. El procedimiento, que cuesta miles de dólares, generalmente toma menos de 15 minutos por ojo.

Los cirujanos de Lasik citan encuestas que muestran que la mayoría de las personas (hasta un 95%) están satisfechas con los resultados.

De hecho, las organizaciones médicas que representan a los cirujanos y fabricantes de dispositivos dicen que la FDA está asustando innecesariamente a los pacientes con información unilateral.

El borrador de la guía de la agencia llega a decir que algunos pacientes de Lasik han experimentado depresión severa después de experimentar complicaciones. Algunos incluso han considerado el suicidio, dice la FDA.

Aún es temprano. Los funcionarios federales ahora sopesarán cientos de respuestas mientras preparan un informe final.