WILMINGTON, Del. (AP) — La administración de Biden anunció el lunes que 20 compañías de Internet acordaron brindar un servicio con descuento a personas de bajos ingresos, un programa que efectivamente podría hacer que decenas de millones de hogares sean elegibles para el servicio gratuito a través de un programa federal ya existente.

El paquete de infraestructura de $1 billón aprobado por el Congreso el año pasado incluyó fondos de $14,200 millones para el Programa de Conectividad Asequible, que proporciona subsidios mensuales de $30 ($75 en áreas tribales) en servicios de Internet para millones de hogares de bajos ingresos.

Con el nuevo compromiso de los proveedores de Internet, unos 48 millones de hogares serán elegibles para planes mensuales de $30 por 100 megabits por segundo, o un servicio de mayor velocidad, haciendo que el servicio de Internet se pague por completo con el subsidio del gobierno si se suscriben a uno de los proveedores que participan en el programa.

Biden, durante su carrera por la Casa Blanca y el impulso del proyecto de ley de infraestructura, hizo de la expansión del acceso a Internet de alta velocidad en áreas rurales y de bajos ingresos una prioridad. En repetidas ocasiones ha hablado sobre las familias de bajos ingresos que lucharon por encontrar Wi-Fi confiable, para que sus hijos pudieran participar en la educación remota y completar las tareas escolares al principio de la pandemia de coronavirus.

“Si no lo sabíamos antes, lo sabemos ahora: Internet de alta velocidad es esencial”, dijo el presidente demócrata durante un evento en la Casa Blanca el mes pasado en honor al Maestro Nacional del Año .

Las 20 compañías de Internet que acordaron reducir sus tarifas para los consumidores elegibles brindan servicio en áreas donde vive el 80% de la población de EE. UU., incluido el 50% de la población rural, según la Casa Blanca. Las empresas participantes que ofrecen servicios en tierras tribales ofrecen tarifas de $75 en esas áreas, el equivalente al subsidio del gobierno federal en esas áreas.

Biden y la vicepresidenta Kamala Harris tenían previsto reunirse el lunes con ejecutivos de telecomunicaciones, miembros del Congreso y otros para destacar el esfuerzo por mejorar el acceso a Internet de alta velocidad para los hogares de bajos ingresos.

Los proveedores son Allo Communications, AltaFiber (y Hawaiian Telecom), Altice USA (Optimum y Suddenlink), Astound, AT&T, Breezeline, Comcast, Comporium, Frontier, IdeaTek, Cox Communications, Jackson Energy Authority, MediaCom, MLGC, Spectrum (Charter Communications ), Starry, Verizon (solo Fios), Vermont Telephone Co., Vexus Fiber y Wow! Internet, Cable y Televisión.

Los hogares estadounidenses son elegibles para recibir subsidios a través del Programa de Conectividad Asequible si sus ingresos son iguales o inferiores al 200% del nivel federal de pobreza, o si un miembro de su familia participa en uno de varios programas, incluido el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), Asistencia Federal de Vivienda Pública (FPHA) y Pensión de Veteranos y Beneficio de Sobrevivientes.