WASHINGTON, DC (WXIN) – La compañía detrás de TJ Maxx, Marshalls y HomeGoods acordó pagar $13 millones para resolver los cargos de que vendieron productos de 21 retiros de mercado, incluidos los retirados debido al riesgo de muerte infantil.

El martes, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. anunció que The TJX Companies, Inc. acordó pagar la multa civil por vender y distribuir los artículos retirados anteriormente.

En total, TJX había vendido, distribuido u ofrecido aproximadamente 1200 unidades de productos retirados, dijo la CSPC.

Durante más de cinco años, TJX vendió, ofreció a la venta y distribuyó a sabiendas productos peligrosos retirados del mercado a través de su sitio web y sus tiendas minoristas. Estas ventas eran ilegales y ponían productos peligrosos en manos y hogares de consumidores desprevenidos. Cientos de cunas inclinadas que representan un riesgo de asfixia para los bebés, así como una amplia gama de otros productos que presentan peligros de asfixia, peligros de laceración y riesgos de incendio se vendieron después de su fecha de retiro, en violación de la ley federal.

Alexander Hoehn-Saric, presidente del CSPC

Los productos se vendieron en las ubicaciones de TJ Maxx, Marshalls y HomeGoods, así como en línea. La mayoría de estos artículos habían sido retirados del mercado “debido al riesgo de asfixia y muerte infantil”, dijo la CPSC.

Otros productos retirados incluyeron un modelo de altavoz portátil que presentaba un riesgo de explosión, hoverboards vinculados a 16 informes de lesiones por quemaduras y cuchillos que se rompieron y causaron múltiples laceraciones que requirieron puntos.

TJX reconoció la venta de estos artículos en noviembre de 2019 en un comunicado de prensa conjunto con la CPSC. En ese momento, TJX dijo que se había dado cuenta de la venta de 19 productos diferentes que habían sido retirados del mercado entre 2014 y 2019. La compañía luego informó que encontró productos retirados adicionales a la venta durante ese tiempo.

Alexander Hoehn-Saric, presidente de la CPSC, dijo que la multa de $13 millones está “cerca del máximo legal” que la agencia de la CPSC podría haber pedido en la corte. Aún así, a Hoehn-Saric le preocupaba que la multa no fuera suficiente para disuadir a otras empresas de evitar errores similares.

“Con la capitalización de mercado de los minoristas más grandes calculada en miles de millones, una multa de $13 millones o incluso $100 millones podría convertirse fácilmente en un costo de hacer negocios”, escribió Hoehn-Saric en un comunicado emitido el martes. “Para proteger mejor al público, insto al Congreso a eliminar o aumentar drásticamente los límites existentes sobre la autoridad de sanción civil de la CPSC”.

Como parte del acuerdo, TJX también mantendrá un programa de cumplimiento para asegurarse de que la empresa siga el protocolo adecuado para los artículos retirados y presentará informes anuales sobre el programa de cumplimiento durante los próximos cinco años.