MOSCÚ, Idaho — El padre de uno de los cuatro estudiantes asesinados de la Universidad de Idaho prometió el lunes que cuando el hombre de Pensilvania acusado de los asesinatos finalmente aparezca en el juzgado, él y los otros padres estarán allí para mirarlo fijamente.

“Quiero que esté harto de vernos y de saber que esta gente no lo dejará pasar”, dijo Steve Goncalves en una entrevista. “Sabes, es una batalla de voluntades, y veremos quién gana”.

Goncalves, cuya hija de 21 años, Kaylee Goncalves, fue una de las víctimas, habló mientras los investigadores se preparaban para extraditar al sospechoso de cuádruple asesinato Bryan Christopher Kohberger de regreso a Idaho desde Pensilvania, donde fue arrestado el viernes.

En esta foto proporcionada por el Centro Correccional del Condado de Monroe (Pa.) se muestra a Bryan Kohberger. (Centro correccional del condado de Monroe (Pa.) a través de AP)

Dijo que nunca había oído hablar de Kohberger, de 28 años, estudiante de doctorado en la cercana Universidad Estatal de Washington, antes de ser detenido el viernes.

Lea la historia completa en NBCNews.com.