El jugador de bolos rueda una jugada perfecta luego de agregarle las cenizas de su padre a la pelota

Nacional

PEORIA, Ill. ( WMBD / WYZZ ) – John Hinkle ganó dos campeonatos de bolos de la NCAA en Western Illinois University hace 20 años.

Ha rodado tantos 300 juegos que ha perdido la cuenta. Pero le dijo a WMBD que nunca había tenido un juego como el de la semana pasada.

“Se me llenaron los ojos de lágrimas en los fotogramas 11 y 12. No podría decirte a dónde fue la última pelota, tenía tantas lágrimas al lanzarla ”, dijo Hinkle.

Lanzó sus 300 en su noche de liga regular en Landmark Lanes en Peoria el 12 de abril. Pero fue la primera vez que usó una pelota única.

Cuencos Hinkle a dos manos. Para hacer eso legalmente, un jugador de bolos no puede tener tres agujeros para los dedos en su bola.

Entonces, el consejero de las Escuelas Públicas de Peoria, de 39 años, llenó el orificio del pulgar de su pelota con las cenizas de su padre.

El padre de Hinkle, John, les presentó a él y a su hermano Joe los bolos cuando eran muy pequeños. Los hermanos han jugado en el mismo equipo durante años.

“Estaba hablando con mi hermano y le dije: ‘Estoy disparando un 300 con esta pelota”, dijo Hinkle. “Y Joe dijo, ‘¡hazlo!'”

John Hinkle Sr. murió en 2016 y su hijo dijo que quería colocar sus cenizas en una bola de boliche. Se necesitaron algunos años para encontrar a alguien que pudiera hacerlo.

“Esto compensa tantas noches de crecimiento en las que dormíamos en un callejón mientras nuestros padres terminaban la noche de la liga”, dijo Joe Hinkle riendo.

Ambos hermanos Hinkle dicen que este juego de 300 es un logro increíble para su familia de bolos. Y ambos creen firmemente que su padre estuvo presente en el evento el lunes pasado.

“Es especial. Papá disparó 298, 299, nunca tuve un 300. Tenía la piel de gallina, escalofríos ”, dijo John Hinkle. “Él estaba ahí. Este es el mejor (juego de 300) y definitivamente el más difícil. Yo estaba temblando.”

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.