WASHINGTON (AP) — Estados Unidos dijo el lunes que impondrá sanciones a personas y empresas en todo el mundo que supuestamente están involucradas en el apoyo al ejército de Rusia mientras persiste la guerra en Ucrania.

A diferencia de las sanciones recientes impuestas a empresas y personas en Rusia, las últimas sanciones financieras y diplomáticas están dirigidas a entidades que incluyen empresas inmobiliarias francesas, un grupo de ciudadanos suizos y un comprador de componentes microelectrónicos de Taiwán.

Todos ellos son acusados de ser facilitadores financieros o intermediadores de la cadena de suministro militar de Rusia, que las autoridades estadounidenses se comprometieron a interrumpir tras el inicio de la invasión a Ucrania en febrero.

“Se recomienda a las empresas de todo el mundo que hagan su diligencia debida a fin de evitar ser objeto de sanciones”, dijo el secretario de Estado, Antony Blinken en un comunicado. Añadió que Estados Unidos “seguirá tomando medidas enérgicas contra los intentos de Rusia de evadir las sanciones internacionales para financiar su máquina de guerra”.

La Oficina para el Control de Activos en el Extranjero (OFAC), una dependencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y el Departamento de Estado señalaron a 14 personas, 28 entidades y ocho aviones identificados como parte de una red transnacional que adquiere tecnología destinada a reforzar al ejército ruso.

Asimismo, los miembros de la familia de la élite rusa sancionada por Estados Unidos, Suleiman Kerimov, fueron objeto de sanciones, así como el empresario e inversor ruso Murat Aliev, exejecutivo de una firma de inversión de Kerimov, y siete empresas relacionadas.

“Junto con nuestra amplia coalición de socios, continuaremos usando nuestras sanciones y controles de exportación para debilitar al ejército ruso en el campo de batalla y reducir los ingresos que Putin está usando para financiar su brutal invasión”, dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un comunicado.