PITTSBURGH (WTRF) – Los oficiales de policía de Pittsburgh respondieron a una alerta de múltiples disparos en una propiedad de Airbnb y encontraron a 11 personas baleadas, incluidos menores.

Según un comunicado de prensa, cuando las unidades de respuesta llegaron al lugar en Suismon Street, se registraron disparos en las inmediaciones y se vio a varios jóvenes huyendo del área a pie y en vehículos.

La investigación mostró que se estaba realizando una gran fiesta en la propiedad de alquiler con hasta 200 personas, muchas de ellas menores de edad.

Se dispararon hasta 50 rondas en el interior, lo que provocó que algunos asistentes a la fiesta saltaran por las ventanas y sufrieran lesiones como huesos rotos. Se hicieron varios disparos más fuera de la casa, según un comunicado de prensa.

Los oficiales ubicaron a las víctimas de disparos en la escena o cerca de ella y las transportaron a un hospital local. Más víctimas de bala llegaron a hospitales tanto dentro como fuera de la ciudad por medios privados.

Había 11 víctimas de disparos hasta el domingo por la mañana. Dos de las personas baleadas, ambos menores de edad, fueron declaradas muertas en el hospital. Sus nombres no fueron revelados de inmediato.

Los investigadores todavía estaban procesando evidencia el domingo en hasta ocho escenas del crimen separadas.