BUFFALO, Nueva York, EE.UU. (AP) — Un accidente automovilístico en el que murieron cuatro adolescentes podría estar relacionado con un desafío de TikTok, dijo un comisionado de policía.

Un total de seis adolescentes viajaban a alta velocidad en un Kia que se estrelló alrededor de las 6:30 a.m. del lunes, dijo la policía de Buffalo. El auto había sido reportado como robado el domingo por la noche.

Los cinco pasajeros fueron expulsados ​​del vehículo, dijo la policía. Cuatro de ellos, con edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, murieron. Uno de los pasajeros fue hospitalizado en cuidados intensivos y el conductor de 16 años fue tratado en un hospital y dado de alta.

El conductor recibió una multa por posesión criminal de propiedad robada y uso no autorizado de un vehículo motorizado. La oficina del fiscal de distrito del condado de Erie está investigando el accidente y espera presentar cargos adicionales, dijo el portavoz Kait Munro. No estaba claro si el conductor tenía un abogado que pudiera hablar en su nombre.

El comisionado de policía de Buffalo, Joseph Gramaglia, dijo a los periodistas el lunes que los adolescentes pueden haber estado participando en un desafío de TikTok que alienta a las personas a irrumpir a vehículos Kia usando cargadores de teléfonos celulares.

El llamado “Kia challenge”, publicado por primera vez durante el verano, muestra cómo encender en caliente los automóviles Kia y Hyundai con un cable USB y un destornillador. Muchos departamentos de policía de todo el país han informado aumentos en los robos de vehículos Kia y Hyundai desde que se publicó el video.

Una demanda colectiva presentada en septiembre en el condado de Orange, California, alega que los Kia construidos entre 2011 y 2021, así como los Hyundai construidos entre 2015 y 2021, carecen de piezas antirrobo llamadas inmovilizadores de motor, lo que hace que los autos sean más fáciles de robar que otros modelos. La demanda busca daños monetarios de los fabricantes de automóviles y un retiro a nivel nacional.

Los representantes de Kia y Hyundai no respondieron a los correos electrónicos en busca de comentarios.