JACKSON, Miss. (WJTV) — El gobernador de Mississippi, Tate Reeves, declaró el estado de emergencia el lunes debido a la escasez de agua en Jackson.

Reeves dijo que el Departamento de Salud del Estado de Mississippi (MSDH) también está trabajando para preparar una orden de emergencia debido a la poca o ninguna presión de agua en la ciudad.

Esto ocurre después de que el alcalde de Jackson, Chokwe A. Lumumba, declarara una emergencia en el sistema de agua debido a las complicaciones de la inundación del río Pearl. El alcalde dijo que la inundación provocó problemas de presión de agua en la planta de tratamiento de agua OB Curtis, lo que provocó poca o ninguna presión de agua para muchos clientes de Jackson.

Hasta que se solucione el problema en la instalación de tratamiento, no hay agua corriente confiable en la ciudad, lo que afecta a más de 100,000 personas.

“Significa que la ciudad no puede producir suficiente agua para combatir incendios, descargar inodoros de manera confiable y satisfacer otras necesidades críticas”, dijo Reeves.

El Dr. Daniel Edney, Oficial de Salud del Estado, dijo que los vecinos deben hervir el agua durante un minuto antes de consumirla.

La Agencia de Manejo de Emergencias de Mississippi (MEMA) tomará la iniciativa para distribuir agua potable y agua no potable en la ciudad.

El estado ha creado un centro de comando de incidentes móvil, que ayudará con las reparaciones y mejoras en la planta de tratamiento de agua. Reeves dijo que la ciudad de Jackson será responsable de la mitad del costo de las reparaciones de emergencia que se realizarán en las instalaciones.

Se esperaba que el centro de comando estuviera en funcionamiento el martes.

Según la ciudad, es probable que la escasez de agua dure los próximos días.

Todas las Escuelas Públicas de Jackson debían cambiar al aprendizaje virtual el martes debido a problemas con el agua.

Jackson ha estado bajo aviso de hervir el agua desde el 29 de julio.