WENDELL, NC (WNCN) – Una familia en duelo tiene un mensaje urgente después de la muerte de un estudiante de secundaria del condado de Wake el martes.

La madre de Austin Pendergrass dijo que su hijo lidió con el acoso y se suicidó.

El martes, el director de la escuela secundaria Wendell envió a los estudiantes a casa temprano debido a una “crisis médica” y luego notificó a las familias sobre la muerte de Pendergrass.

Agarrando globos y flores, y vistiendo su color favorito, el rojo, la familia y los amigos de Austin Pendergrass se abrazaron y se aferraron a sus recuerdos, mientras se reunían para una vigilia en un parque de Knightdale, el miércoles por la noche.

“Austin, era tan, tan inteligente; era tan dulce. Siempre venía al auto cuando me detenía. ‘Mamá, ¿necesitas ayuda para traer algo?'”, recordó su madre, Jessica Pendergrass.

“Austin es como una familia para mí”, agregó Jalia Harris, una amiga de la familia. “Lo miré como un primo pequeño, un hermano pequeño”.

Austin tocaba en la banda, le gustaba contar chistes y tenía un corazón para los animales.

“Le encantaban las tortugas marinas”, dijo su madre. “Solía decir ‘no uses pajillas porque son malas para las tortugas'”.

Su madre también dijo que, durante los últimos dos años, Austin lidió con el acoso escolar.

Esta semana, ella confirmó que su hijo se quitó la vida. Él tenía 13 años.

“Era tan joven”, dijo la hermana de Austin, Haylie Pendergrass. “Tenía toda la vida por delante”.

“Si bien esto es lo peor que puedo imaginar, solo quiero decirles a los padres ‘cuida a tus hijos'”, dijo Jessica. “Las señales estaban ahí, pero la intimidación era tan mala. Simplemente, enséñale a tus hijos a ser amables porque los niños pueden ser muy crueles”.

Es un mensaje que su familia espera que otros escuchen, para que nadie más sienta su dolor insoportable.

“Si tu hijo, tu hermano o tu hermana, quien sea, si muestra algún signo de algo, por favor ayúdalos”, dijo Haylie. “Por favor, escúchalos sin importar lo que digan”.

Si se siente desesperanzado o necesita alguien con quien hablar, siempre puede comunicarse con la línea de vida de Suicidio y Crisis al 988.