INDIANAPOLIS ( WXIN ) — Cuatro cuerpos extraídos de un estanque en el lado sur de Indianápolis el martes por la noche han sido confirmados como los de un hombre desaparecido de Indianápolis y sus tres hijos pequeños .

La oficina del forense del condado de Marion los identificó como Kyle Moorman de 27 años, Kyle Moorman II de 5 años, Kyannah Holland de 2 años y Kyran Holland de 1 año.

La causa y la forma de la muerte no han sido determinadas.

La búsqueda de una semana de la familia desaparecida terminó cuando el cuerpo de Kyle Moorman fue encontrado en un estanque a las 7:42 p.m. del martes.

Un poco más de cinco horas después, alrededor de la 1:15 a.m. del miércoles, los buzos del Departamento de Bomberos de Indianápolis sacaron del estanque un automóvil que coincidía con la descripción del Saab negro en el que Moorman fue visto por última vez. Los cuerpos de los tres niños fueron encontrados en el interior.

Sus seres queridos dicen que Moorman llevó a sus hijos a pescar al estanque la noche del 6 de julio. Su teléfono celular estuvo activo allí por última vez a las 12:48 p.m. del 7 de julio.

La familia de Moorman había estado buscando en el área del estanque durante varios días antes de que se descubrieran los cuerpos. Muchos dijeron que estaban molestos porque los investigadores no habían concentrado antes sus esfuerzos de búsqueda en el área.

La familia le dijo a WXIN que se encontró una botella perteneciente a Kyran, de 1 año, a lo largo del borde del estanque antes de que se recuperaran los cuerpos.

“Hemos estado aquí solos”, dijo Mariah Moorman, la hermana de Kyle Moorman, el lunes por la noche.

“Nadie nos ayudará”, dijo Gloria Hamblen, la tía de Kyle Moorman.

El martes, los equipos de WXIN presenciaron enfrentamientos verbales entre la familia y la policía.

“Estas son respuestas para las que quizás nunca tengamos las respuestas, pero les garantizo que los detectives que están trabajando detrás de mí harán todo lo posible para brindar respuestas a esta familia y nuestra comunidad”, dijo Chris Bailey, subjefe de IMPD en la escena. .

Un miembro de la familia Moorman anunció el lunes una recompensa de $10,000 por información sobre el paradero de Moorman o sus hijos.

La policía continúa investigando cómo el auto terminó en el agua.