SANTA MONICA, California, EE.UU. (AP) — Bill Cosby volverá a enfrentar acusaciones de abuso sexual el miércoles mientras los abogados dan declaraciones iniciales en un juicio civil que es uno de los últimos reclamos legales pendientes contra el comediante.

Los abogados de Judy Huth, de 64 años, describirán la evidencia que planean presentar de que Cosby la obligó a realizar un acto sexual en la Mansión Playboy en 1975 cuando ella tenía 16 años. El caso dependerá del testimonio de Huth, reforzado por fotografías y otras exhibiciones de archivo para ubicar el incidente en el tiempo.

Los abogados de Cosby, que dicen que no ocurrió ningún abuso sexual, probablemente enfatizarán que la carga de probar el caso de casi 50 años recae completamente en los demandantes. Han reconocido que Cosby llevó a Huth a la Mansión Playboy, como muestra una foto de la visita, pero dicen que creen que ella no era menor de edad cuando sucedió.

El juicio es uno de los últimos casos a los que se enfrenta Cosby, de 85 años, después de que un tribunal de apelaciones de Pensilvania desestimara su condena penal por agresión sexual y lo liberara de prisión hace 11 meses. Su aseguradora resolvió varias otras demandas por mala conducta sexual contra su voluntad.

Cosby no testificará después de que el juez dictaminara que podía hacer valer su privilegio de la Quinta Enmienda contra la autoincriminación. Y no tiene planes de dejar su hogar en Pensilvania para asistir al juicio, que se lleva a cabo en un pequeño juzgado en Santa Mónica. Los representantes de Cosby dicen que el glaucoma lo ha dejado ciego y ha hecho que viajar sea demasiado difícil.

The Associated Press normalmente no nombra a las personas que dicen haber sido abusadas sexualmente, a menos que se presenten públicamente, como lo ha hecho Huth.