TOLLAND, Connecticut, EE.UU. (AP) — Un policía estatal de Connecticut que nació en Polonia se llevó una gran sorpresa el miércoles al responder a una SUV con una llanta pinchada: un pasajero en el vehículo resultó ser el expresidente polaco Lech Walesa.

La policía estatal dijo que el agente Lukasz Lipert llegó a la llamada en Tolland y fue recibido por Walesa, quien había hablado en Hartford el martes como parte de su gira por Estados Unidos abogando por la ayuda para los refugiados que huyeron de Ucrania durante la guerra con Rusia.

Lipert, de 35 años, que llegó a Estados Unidos cuando tenía 18, le dijo a The Hartford Courant que habló con Walesa en polaco sobre su tierra natal y el movimiento anticomunista que Walesa ayudó a liderar.

“Definitivamente fue una gran oportunidad para conocer al hombre que tuvo una voz en esos tiempos”, dijo Lipert. “Definitivamente, fue una gran experiencia”.

Walesa, de 78 años, lideró el movimiento de Solidaridad a nivel nacional en Polonia en la década de 1980 que finalmente derrocó a los líderes comunistas de Polonia mediante una elección en 1989. Recibió un Premio Nobel en 1983 y se desempeñó como el primer presidente elegido popularmente de Polonia entre 1990 y 1995. Es un fuerte crítico del actual gobierno de derecha de Polonia.

Un trabajador del servicio de vehículos cambió la llanta y Walesa continuó su camino por la I-84. Una de sus próximas paradas es un evento en Boston el lunes.