Casa Blanca, comité del 6 de enero acuerda proteger algunos documentos

Nacional

FILE – Violent insurrectionists loyal to then President Donald Trump climb the west wall of the the U.S. Capitol in Washington, Jan. 6, 2021. The House committee investigating the Jan. 6 insurrection at the Capitol has agreed to defer its request for hundreds of pages of records from the Trump administration, bending to the wishes of the Biden White House. (AP Photo/Jose Luis Magana, File)

WASHINGTON (AP) – El comité de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección del 6 de enero en el Capitolio acordó aplazar su intento de obtener cientos de páginas de registros de la administración Trump, pospuesto a pedido de la Casa Blanca de Biden.

El aplazamiento responde a las preocupaciones de la Casa Blanca de Biden de que la divulgación de todos los documentos de la administración de Trump solicitados por el comité podría comprometer la seguridad nacional y el privilegio ejecutivo.

El presidente Joe Biden ha rechazado repetidamente los esfuerzos generales del expresidente Donald Trump de citar el privilegio ejecutivo para bloquear la publicación de documentos relacionados con ese día. Pero la Casa Blanca de Biden todavía está trabajando con el comité para evitar que algunos documentos sean entregados.

Trump está apelando a la Corte Suprema para tratar de bloquear a la Administración Nacional de Archivos y Registros, que mantiene la custodia de los documentos de su tiempo en el cargo, para que no los entregue al comité.

El acuerdo de mantener alejados del comité algunos registros de la era Trump se recuerda en una carta del 16 de diciembre de la oficina del abogado de la Casa Blanca. En su mayoría, protege los registros que no involucran los eventos del 6 de enero, pero que fueron cubiertos por la amplia solicitud del comité de documentos de la Casa Blanca de Trump sobre los eventos de ese día.

Docenas de páginas creadas el 6 de enero no se refieren al asalto al Capitolio. Otros documentos involucran preparaciones delicadas y deliberaciones del Consejo de Seguridad Nacional. A los funcionarios de Biden les preocupaba que si esas páginas se entregaran al Congreso, eso sentaría un precedente problemático para el poder ejecutivo, sin importar quién sea el presidente.

Aún otros documentos están altamente clasificados y la Casa Blanca le pidió al Congreso que trabajara con las agencias federales que los crearon para discutir su publicación.

“Los documentos para los cuales el Comité Selecto acordó retirar o aplazar su solicitud no parecen influir en los preparativos de la Casa Blanca o en la respuesta a los eventos del 6 de enero, o en los esfuerzos para revertir las elecciones u obstruir la transferencia pacífica de poder ”, escribió el abogado adjunto de la Casa Blanca, Jonathan Su, en una de las dos cartas al comité obtenidas el martes por The Associated Press.

Su escribió que para el comité, retener los documentos “no debería comprometer su capacidad para completar su investigación crítica de manera expedita”.

El portavoz del comité, Tim Mulvey, dijo: “El comité acordó aplazar la acción sobre ciertos registros como parte del proceso de adaptaciones, como fue el caso con un tramo anterior de registros. El Comité Selecto no ha retirado su solicitud de estos registros y continuará interactuando con la rama ejecutiva para garantizar que el comité tenga acceso a toda la información relevante para nuestra investigación “.

Durante los últimos meses, los Archivos Nacionales han estado transmitiendo tramos de documentos a la Casa Blanca y a los abogados de Trump para determinar si contienen información privilegiada. Trump ha planteado tanto objeciones generales a la publicación de los documentos como preocupaciones específicas sobre documentos particulares.

Los Archivos Nacionales han dicho que los registros que Trump quiere bloquear incluyen diarios presidenciales, registros de visitantes, borradores de discursos, notas escritas a mano “sobre los eventos del 6 de enero” de los archivos del exjefe de gabinete Mark Meadows, y “un borrador de Orden Ejecutiva sobre el tema de la integridad electoral “.

Biden ha rechazado repetidamente las afirmaciones de Trump de privilegio ejecutivo sobre esos documentos, incluso en una carta enviada el 23 de diciembre con respecto a unas 20 páginas de documentos.

“El presidente ha determinado que una afirmación del privilegio ejecutivo no es lo mejor para los intereses de Estados Unidos y, por lo tanto, no está justificada”, reiteró la abogada de la Casa Blanca, Dana Remus, en la última carta.

Trump ha acudido a los tribunales para bloquear la publicación de documentos. Un tribunal federal de apelaciones falló este mes en contra de Trump, y ha presentado una apelación ante el Tribunal Supremo, aunque el tribunal superior aún tiene que decidir si se ocupa del caso.

La jueza Patricia Millett, escribiendo para la corte en la opinión del 9 de diciembre, dijo que el Congreso tenía un “interés vital único” en estudiar los eventos del 6 de enero y Biden había hecho una determinación “cuidadosamente razonada” de que los documentos eran de interés público. y ese privilegio ejecutivo, por lo tanto, no debe invocarse. Trump tampoco mostró ningún daño que pudiera ocurrir por la publicación de los registros buscados, escribió Millett.

“En el expediente que tenemos ante nosotros, el ex presidente Trump no ha proporcionado ninguna base para que este tribunal anule el juicio del presidente Biden y el acuerdo y las adaptaciones elaboradas entre los Poderes Políticos sobre estos documentos”, afirmó la opinión.

La escritora de Associated Press Mary Clare Jalonick contribuyó.

Copyright 2022 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.