Cargos poco probables para los pasajeros que vieron una violación en un tren en Filadelfia

Nacional

SEPTA General Manager Leslie Richards speaks during a news conference as SEPTA Transit Police Chief Thomas Nestel III stands behind her on an El platform at the 69th Street Transportation Center, Monday, Oct. 18, 2021, in Philadelphia, following a brutal rape on the El, as other riders watched, over the weekend. They discussed the emergency call boxes on SEPTA trains and how to properly contact police from the trains. (Tom Gralish/The Philadelphia Inquirer via AP)

FILADELFIA (AP) – Los fiscales que llevan el caso contra un hombre acusado de violar a una mujer en un tren de cercanías la semana pasada no anticipan cobrar a otros pasajeros por no intervenir, dijo un portavoz del fiscal de distrito suburbano de Filadelfia.

“Todavía es una investigación abierta, pero no hay expectativas en este momento de que cobraremos a los pasajeros”, dijo Margie McAboy, portavoz de la oficina del fiscal de distrito del condado de Delaware.

En una declaración enviada por correo electrónico, el fiscal de distrito Jack Stollsteimer dijo que los fiscales quieren que se presenten testigos, en lugar de temer ser procesados, y dijo: “La ley de Pensilvania no permite el enjuiciamiento de un pasajero que pueda haber presenciado un crimen”.

Las autoridades continúan investigando el ataque del 13 de octubre, en el que una mujer fue tocada y manoseada repetidamente en el transcurso de un viaje de 40 minutos a pesar de tratar de empujar a Fiston Ngoy, de 35 años, según una declaración jurada de arresto que detalla las imágenes de vigilancia. desde el tren.

Los investigadores dicen que Ngoy le arrancó los pantalones a la mujer y procedió a violarla entre seis y ocho minutos antes de que los agentes subieran al tren y lo detuvieran.

La policía se negó a decir cuántos pasajeros pudieron haber presenciado el asalto, pero han dicho que parece que algunos sostuvieron sus teléfonos en la dirección del asalto aparentemente para filmar el ataque. La policía también se ha negado a decir si los investigadores han encontrado fotos o videos del ataque publicados en línea.

Las solicitudes de The Associated Press de videos de vigilancia del ataque del 13 de octubre en la línea Market-Frankford han sido denegadas, citando la investigación criminal en curso. No está claro si los pasajeros realmente presenciaron o registraron lo que sucedió en el tren de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pensilvania.

El portavoz de SEPTA, Andrew Busch, dijo el miércoles que en momentos durante la violación, había pasajeros parados o sentados cerca, aunque no podía adivinar si alguno entendía la gravedad de la situación.

“El jefe (Thomas) Nestel hizo su mejor estimación de que 10 personas caminaban, estaban sentadas o paradas cerca de donde estaba ocurriendo el ataque en puntos durante el asalto”, dijo Busch. “Nuestra esperanza es que las personas se den cuenta cuando vean este tipo de actividad, ya sea que lo entiendan completamente o no, que presionarán el botón de llamada de emergencia o llamarán a la policía. Realmente no había forma de no verlo, incluso si no lo entendían completamente “.

Los expertos legales dijeron que los pasajeros no relacionados no tienen la obligación legal de intervenir según la ley de Pensilvania.

“A menos que tengan el deber legal de intervenir, como un padre para su hijo, una persona no puede ser procesada por sentarse y no hacer nada”, dijo Jules Epstein, profesor de derecho y director de programas de defensa de la Facultad de Derecho Beasley de la Universidad de Temple.

“No hacer nada puede ser moralmente incorrecto, pero en Pensilvania, sin esa relación de deber especial, no es legalmente incorrecto”, dijo Epstein.

Busch dijo que el empleado que llamó a la policía entró en el vagón del tren después de que había comenzado el asalto, pero su llamada significó que la policía tuvo la oportunidad de arrestar a Ngoy.

“Sin esa llamada, el sospechoso podría haber simplemente bajado del tren y todavía lo estaríamos buscando”, dijo Busch.

El jefe de policía de SEPTA, Nestel, ha dicho que el 911 de Filadelfia no recibió ninguna llamada sobre el ataque. Dijo que los operadores del 911 del condado de Delaware todavía estaban investigando si recibió llamadas.

Ngoy está acusado de violación y delitos de agresión sexual relacionados. Estaba detenido con una fianza de 180.000 dólares, a la espera de una comparecencia inicial programada para el 25 de octubre. La abogada Mary Elizabeth Welch confirmó que la oficina del Defensor Público del Condado de Delaware representa a Ngoy, pero dijo que no podía comentar sobre el caso el miércoles.

Los registros judiciales muestran que Ngoy tiene un historial de arrestos y condenas con al menos tres nombres en los condados de Washington DC, Filadelfia y los suburbios del sureste de Pensilvania, incluidos intoxicación pública, defecar u orinar en público, disturbios públicos y otros cargos.

En DC, Ngoy se declaró culpable de un delito menor de abuso sexual en noviembre de 2017 bajo el nombre de Jack Falcon, luego de que la policía dijera que manoseó a dos mujeres en la calle cerca de un refugio para personas sin hogar donde se hospedaba.

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.