PROVIDENCE, RI ( WPRI ) — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) vincularon a una compañía de helados con sede en Florida con un brote de listeria en varios estados.

Los CDC creen que Big Olaf Creamery, una marca de helado que solo se vende en Florida, puede ser la culpable. De las 17 personas entrevistadas por los CDC, 14 informaron haber comido helado antes de experimentar síntomas.

Seis de esas 14 personas, según los CDC, mencionaron Big Olaf Creamery por su nombre, o un lugar conocido por servir esa marca específica de helado.

Casi dos docenas de personas de 10 estados se han enfermado, según los CDC, y la mayoría de ellos se reportaron en Florida. Se informaron otros casos en Colorado, Georgia, Illinois, Kansas, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Nueva York y Pensilvania.

Los primeros casos se informaron en enero, pero continuaron hasta junio, cuando dos personas más se enfermaron.

En total, 23 personas se enfermaron y todas menos una fueron hospitalizadas. Una persona murió y una de las pacientes embarazadas enfermas (de las cuales había cinco) perdió el feto, según los CDC.

Los CDC dijeron que Big Olaf Creamery se está comunicando con todas las tiendas minoristas y negocios conocidos para recomendar que no vendan sus helados hasta nuevo aviso. Se insta a cualquier persona que haya comprado helado Big Olaf Creamery a tirarlo.

Big Olaf Creamery dijo en un comunicado que si bien la compañía está cooperando con la investigación en curso, “es solo una especulación” que su helado sea el culpable.

“No se ha confirmado que nuestra marca esté vinculada a estos casos”, se lee en el comunicado. “No se ha probado nada”.

La listeria es una de las formas más peligrosas de intoxicación alimentaria. Los síntomas generalmente comienzan de una a cuatro semanas después de comer alimentos contaminados, pero pueden comenzar tan pronto como el mismo día. Esos síntomas incluyen fiebre, dolores musculares, náuseas y diarrea, entre otros.

Si bien se puede tratar con antibióticos, la listeria es especialmente peligrosa para las mujeres embarazadas, los recién nacidos, los ancianos y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos.