WASHINGTON (NEXSTAR) – A medida que continúan apareciendo más casos presuntos de viruela del mono en todo el país, incluso en Florida, ha habido muchas comparaciones con COVID-19. Pero los funcionarios de salud dicen que la viruela del mono no es una enfermedad nueva y no ha cambiado desde el último brote hace casi dos décadas.

El Dr. Raj Panjabi, director sénior de Biodefensa y Seguridad Sanitaria Global de la Casa Blanca, lidera la respuesta de Estados Unidos a la viruela del simio. A pesar de que se está extendiendo por todo el mundo, dice que nuestro país puede manejarlo.

“El riesgo de esta enfermedad para el público en general es bajo”, dijo el Dr. Panjabi. “No es como COVID, donde hay una propagación significativa entre personas que pueden no tener síntomas. Esto se propaga solo cuando tienes síntomas”.

Los síntomas de la viruela del mono incluyen una erupción con forúnculos, así como fiebre, dolores e inflamación de los ganglios linfáticos. El Dr. Panjabi dice que la enfermedad rara vez es mortal y que los pacientes generalmente se recuperan en un mes sin ser hospitalizados.

“La gran mayoría en realidad no tiene requisitos de tratamiento porque tienen condiciones leves”, dijo.

Aún así, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están pidiendo a los médicos que busquen e informen los casos. El Dr. Panjabi insta a los pacientes a hacer lo mismo.

“Para que reciban la atención que necesitan y que vacunemos a los que están expuestos a ellos para que prevengamos la infección en otros”, explicó.

Panjabi espera que EE. UU. informe más casos de viruela del mono en los próximos días. El presidente Joe Biden dice que el país debería tener muchas vacunas y tratamientos disponibles.

“Creo que tenemos suficiente para lidiar con la probabilidad del problema”, dijo el presidente. “Pero creo que la gente debería tener cuidado”.

El Dr. Panjabi enfatiza que la viruela del mono no ha cambiado desde el último brote en los EE. UU. hace casi 20 años. Hubo unas pocas docenas de casos en ese brote. Según los CDC, todos se enfermaron después del contacto con perros de la pradera.

“Todos esos pacientes se recuperaron por completo”, dijo el Dr. Panjabi.

Los médicos que lideran la respuesta global a la enfermedad tienen la esperanza de un resultado similar con este brote.

“Este brote aún se puede contener”, dijo la Dra. Rosamund Lewis, directora de la Secretaría de Viruela de la Organización Mundial de la Salud.

La OMS dice que está monitoreando más de 250 casos confirmados y sospechosos. La teoría principal de los brotes recientes son dos raves en España y Bélgica.