(The Hill) — Bed Bath & Beyond (BB&B) informó cifras económicas preocupantes el jueves, advirtiendo a los inversionistas que la bancarrota puede estar en el horizonte, lo que hizo que el precio de las acciones de la compañía se desplomara.

Las ganancias preliminares reportadas por BB&B mostraron una desaceleración en las ventas, con la cifra de $1.3 mil millones para el tercer trimestre, aproximadamente un tercio más baja que la del año anterior. La compañía también notó un menor tráfico peatonal a través de sus tiendas.

BB&B dijo que anticipaba reportar una pérdida de $385.5 millones para el tercer trimestre, que es casi $100 millones peor que sus pérdidas en el trimestre del año pasado.

“La Compañía ha llegado a la conclusión de que existe una duda sustancial sobre la capacidad de la Compañía para continuar como negocio en marcha”, dijo en un comunicado .

Después de que BB&B publicara sus nuevas estimaciones, las acciones se desplomaron más de un 20 por ciento en las primeras operaciones del jueves.

En agosto, la compañía había presentado una estrategia agresiva de reducción de costos, que incluía tanto el cierre de tiendas como los despidos. Fue el último empujón en una serie de intentos de diferentes inversionistas y ejecutivos para revertir las desgracias de la empresa.

“Estamos restableciendo los elementos fundamentales para crear una infraestructura más sólida y ágil que se alinee estrechamente con la demanda y preferencia de los clientes”, dijo la presidenta y directora ejecutiva Sue Grove en un comunicado. “Seguimos administrando nuestra posición financiera en medio de un panorama cambiante y trabajamos con asesores expertos mientras consideramos todos los caminos y alternativas estratégicas para lograr nuestras metas a corto y largo plazo”.