DALLAS (AP) — Una azafata de Southwest Airlines sufrió una fractura por compresión en una vértebra en la parte superior de la espalda durante un aterrizaje forzoso el mes pasado en California, según investigadores federales de seguridad.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte dijo que el impacto del aterrizaje fue tan fuerte que la azafata pensó que el avión se había estrellado. Sintió dolor en la espalda y el cuello y no podía moverse, y fue llevada a un hospital, donde le diagnosticaron la fractura.

La junta de seguridad completó su investigación sin decir qué causó el aterrizaje forzoso.

La NTSB dijo que ninguna de las otras 141 personas a bordo del avión resultó herida en el incidente en el aeropuerto John Wayne en Santa Ana, California.

Los pilotos dijeron a los investigadores que apuntaban a la zona de toma de contacto normal en la pista relativamente corta.

“Sin embargo, terminó siendo un aterrizaje firme”, dijo la NTSB en su informe final, fechado el viernes.

Southwest, con sede en Dallas, dijo en un comunicado el lunes: “Informamos el asunto a la NTSB de acuerdo con los requisitos reglamentarios y realizamos una revisión interna del evento”.

Una portavoz de la aerolínea se negó a proporcionar más información cuando se le preguntó sobre el resultado de la investigación interna y si el avión fue inspeccionado en busca de evidencia de daños que pudieran ocurrir durante un aterrizaje forzoso. El avión ha estado realizando varios vuelos al día, según los servicios de rastreo.

Poco después de que el Boeing 737-700 de 18 años se saliera de la pista, los pilotos, un capitán de 55 años y un copiloto de 49 años, fueron informados sobre la lesión del asistente de vuelo, que estaba en un asiento plegable en la parte trasera del avión.

La NTSB, que no viajó al lugar del accidente, no ha puesto a disposición del público sus documentos de la investigación.

La pista en la que aterrizó el avión tiene solo 5.700 pies de largo (1.700 metros). En comparación, las pistas del cercano Aeropuerto Internacional de Los Ángeles oscilan entre 8900 y casi 13 000 pies (2700 a 3900 metros).

La investigación de la NTSB fue reportada anteriormente por The Dallas Morning News.