WASHINGTON (AP) — La comisión de la Cámara de Representantes que investiga el asalto al Capitolio de Estados Unidos se dispone a revelar detalles “sorprendentes”, incluso pruebas del cuerpo de agentes que protegía a Donald Trump, durante la que probablemente será su última audiencia pública antes de las elecciones legislativas de noviembre.

Se espera que la audiencia del jueves por la tarde, la décima sesión pública del panel, profundice en el “estado de ánimo” de Trump y el papel central que desempeñó el entonces presidente derrotado en los esfuerzos de muchas partes para anular la elección, según un asistente del panel que reveló los planes bajo condición de no ser identificado.

La comisión especial está comenzando a resumir sus hallazgos: Trump, después de perder las elecciones presidenciales de 2020, lanzó un intento sin precedentes para evitar que el Congreso certificara la victoria de Joe Biden. El resultado fue el mortífero asalto de una turba al Capitolio, el 6 de enero de 2021 .

“La turba estaba dirigida por algunos grupos extremistas: planearon de antemano lo que iban a hacer”, aseguró a la cadena CNN la representante demócrata Zoe Lofgren, quien integra el panel. “Y esos individuos eran conocidos por personas en la órbita de Trump”.

El presidente de la comisión, el demócrata Bennie Thompson, está listo para dar el golpe de martillo con el que comenzará formalmente la sesión del jueves en unas instalaciones del Capitolio que en otra época estarían vacías, con la mayoría de los legisladores en sus respectivos estados haciendo campaña por la reelección.

Varias personas que se encontraban entre los miles de manifestantes que rodearon el Capitolio el 6 de enero del año pasado se están postulando actualmente para cargos en el Congreso, algunas con el respaldo de Trump.