CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente mexicano dice que no asistirá a la Cumbre de las Américas en Los Ángeles, un golpe al evento organizado por el presidente Biden.

“Informarle al pueblo de México que no voy a insistir, va en mi representación, en la del gobierno, (el canciller) Marcelo Ebrard”, dijo en su conferencia matutina. “Y no voy a la Cumbre porque no se invita a todos los países de América”, dijo en referencia a Cuba, Venezuela y Nicaragua, cuyos gobiernos no fueron incluidos en la cita por Estados Unidos por su falta de respeto a la democracia.

“No puede haber cumbre si no participan todos los países”, agregó. “O puede haber, pero es seguir con la vieja política de intervencionismo, de falta de respeto a sus pueblos… No acepto hegemonías”.

No obstante, anunció una próxima visita a Washington cuando la agenda del presidente Biden lo permita para hablar no sólo de la relación bilateral sino también de Centroamérica.

La 9a Cumbre de Las Américas reune a líderes de países de América del Norte, Centro y Sur América, y el Caribe, para discutir temas de común interés para todas las regiones.

La cumbre comienza este lunes y se extiende hasta el viernes. Se realiza en el Centro de Convenciones de Los Ángeles. El tema elegido para este año es “Construyendo un Futuro Sostenible, Resiliente y Equitativo”.

El éxito de Cumbre de las Américas, de la que Estados Unidos es anfitrión por primera vez desde la reunión inicial de 1994, se tambalea con la decisión de México.

La decisión de México es una respuesta a la decisión de la administración del presidente estadounidense Joe Biden de no invitar a los líderes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

México mantiene desde hace tiempo que la Organización de Estados Americanos es una entidad sometida al gobierno de Washington que debe desaparecer y ser sustituida por un organismo independiente.

The Associated Press contribuyó a este reporte.