(NEXSTAR) – Airbnb suspendió las estadías en uno de sus alquileres en Filadelfia después de que las publicaciones en las redes sociales afirmaran mostrar cámaras ocultas disfrazadas de rociadores contra incendios en el dormitorio y el baño de la propiedad.

Las fotos y el video publicados en Twitter por el usuario @foxytaughtyou supuestamente muestran lo que a primera vista parece un aspersor. Sin embargo, una mirada más cercana reveló un pequeño lente de cámara, dijo el usuario de Twitter.

Ella dijo que encontró 10 de esas “cámaras ocultas” en toda la casa, incluida una que apuntaba hacia la ducha en el baño, así como una en el dormitorio.

“Afortunadamente fue un viaje de chicas, así que no estaba teniendo relaciones… pero estaba desnuda y tuve que cambiarme en esta habitación”, tuiteó.

En TikTok, la mujer explica que al principio no se dio cuenta de las supuestas cámaras. Después de llegar al Airbnb de Filadelfia, dijo que ella y una amiga se vistieron de inmediato y salieron. Pero cuando regresaron, se quedaron dormidas en el sofá.

“Cuando nos despertamos por la mañana y miramos hacia arriba, descubrimos que se trataba de una cámara”, dice sobre un dispositivo que parece un rociador contra incendios sobre el sofá. “Nos subimos a la silla, a los taburetes e hicimos una prueba de flash en estos aspersores y son cámaras”.

Una “prueba de flash” puede referirse a una técnica popularizada por un TikTok viral el año pasado. El video aconseja a las personas que enciendan luces en cualquier detector de humo, reloj despertador o cabezal de ducha colocado sospechosamente. Si hay una cámara oculta adentro, es posible que vea que el lente refleja una luz azul o roja.

Airbnb dijo que está investigando el informe del huésped sobre cámaras ocultas. Mientras la compañía busca determinar si de hecho había cámaras escondidas en la propiedad, Airbnb dice que suspendió al anfitrión y eliminó la lista de la plataforma.

“Nuestras políticas prohíben estrictamente las cámaras ocultas y tomamos medidas contundentes en las circunstancias excepcionalmente raras en las que se ha informado, incluida la asistencia a las fuerzas del orden público para ayudarlos a responsabilizar a los delincuentes”, dijo un portavoz de la compañía en un comunicado.

Si bien la empresa permite que los anuncios tengan cámaras de vigilancia en áreas públicas, como un camino de entrada o una puerta de entrada, no permite cámaras u otros dispositivos de monitoreo en espacios como dormitorios, baños o salas de estar donde los huéspedes puedan dormir.