DES MOINES, Iowa, EE.UU. (AP) — Dos adolescentes de Iowa mataron a su maestra de español el año pasado debido a la frustración por una mala calificación, dijeron los fiscales el martes en documentos judiciales que por primera vez revelan un posible motivo del asesinato.

Los documentos fueron presentados antes de una audiencia del miércoles en la que un juez escuchará los argumentos sobre si se debe suprimir algunas de las pruebas en contra de Willard Miller y Jeremy Goodale, quienes están acusados de asesinar a Nohema Graber, una profesora de español de escuela secundaria en la pequeña localidad de Fairfield.

Una abogada de Miller ha solicitado a la corte de Fairfield que invalide cuatro órdenes de registro y suprima evidencia de la casa de Miller, los comentarios que hizo a la policía y la información tomada de su teléfono celular y de la plataforma de redes sociales Snapchat.

El cuerpo de Graber fue encontrado el 3 de noviembre de 2021, oculto bajo una lona debajo de una lona, una carretilla y unos rieles de ferrocarril en un parque de Fairfield. Había sido golpeada hasta la muerte con un bate de béisbol.

Fairfield es una ciudad de unos 9,400 habitantes que está a unos 159 kilómetros (100 millas) de Des Moines.

Los investigadores descubrieron que Miller se reunió con Graber en la escuela secundaria de Fairfield la tarde del 2 de noviembre de 2021 para discutir sus malas notas en clase. Más tarde, Graber condujo su camioneta hasta un parque en el que se sabía que tomaba una caminata diaria después de la escuela, afirman las autoridades.

Los testigos vieron a dos varones en el asiento delantero de la vagoneta cuando se alejaba del parque menos de una hora después.

La vagoneta fue abandonada al final de un camino rural. Después de recibir una llamada telefónica de Goodale, un testigo recogió más tarde a Goodale y Miller mientras caminaban hacia la ciudad por esa carretera, señalan los investigadores.

En un interrogatorio policial, Miller describió la frustración que tenía con la forma en que Graber enseñaba español y sobre cómo la calificación en su clase estaba bajando su promedio.

“Se cree que la mala calificación es el motivo detrás del asesinato de Graber, que conecta directamente a Miller”, indican los documentos judiciales entregados a las autoridades por el fiscal del condado de Jefferson, Chauncey Moulding, y el fiscal general adjunto de Iowa, Scott Brown.

En un principio, Miller negó cualquier implicación en la desaparición de Graber, pero “más tarde declaró que tenía conocimiento de todo, pero que no participó”, según los registros judiciales.

Dijo a la policía que los verdaderos asesinos —un “grupo ambulante de chicos enmascarados”— lo obligaron a entregarles su carretilla para ayudar a mover su cuerpo y a conducir su van desde el parque.

Los documentos afirman que un testigo proporcionó fotos de una conversación de Snapchat “que identifican las admisiones de Goodale de que actuó en conjunto con otra persona para provocar la muerte de Graber.”

El testigo identificó a Goodale haciendo declaraciones que implican tanto a Goodale como a Miller por su nombre.

La abogada de Miller, Christine Branstad, dice que las órdenes de allanamiento fueron emitidas ilegalmente en parte porque ”las autoridades no proporcionaron información al juez emisor para demostrar que el informante es confiable o que la información de éste debe ser considerada confiable”.

El juicio de Miller está programado para el 20 de marzo en la ciudad de Council Bluffs y el de Goodale para el 5 de diciembre, en Davenport.

Ambos adolescentes, que ahora tienen 17 años, serán juzgados como adultos. En Iowa, la pena por una condena de asesinato premeditado es de cadena perpetua. Las normas de la Corte Suprema de Iowa exigen que los menores condenados incluso por los delitos más graves tengan la oportunidad de obtener libertad condicional.