CENTERVILLE, Texas (AP) — Un informe médico forense recientemente publicado dice que un abuelo de Texas y sus cuatro nietos que fueron asesinados por un fugitivo de la prisión murieron a causa de disparos, heridas de fuerza aguda y puñaladas.

El asesino convicto Gonzalo López escapó de un autobús de transporte de la prisión el mes pasado y está acusado de matar a Mark Collins, de 66 años, y a sus cuatro nietos, que tenían entre 11 y 18 años.

Las autoridades creen que López atacó a la familia en su rancho cerca de Centerville. aproximadamente 115 millas al sur de Dallas, luego robó su camión y lo condujo más de 200 millas antes de que la policía lo matara a tiros.

Un funeral público para la familia está programado para el sábado en Houston.