SAN FRANCISCO (AP) — Un niño del norte de California que fue alcanzado de muerte por una bala perdida mientras dormía en el asiento de su automóvil el año pasado fue víctima de un tiroteo entre bandas rivales en una autopista, dijeron los fiscales el jueves al anunciar los cargos contra tres personas.

El niño de 1 año, Jasper Wu, fue asesinado el 6 de noviembre de 2021 en la carretera interestatal 880 en Oakland cuando el automóvil de su madre quedó atrapado en el fuego cruzado. Estaba a pocas semanas de cumplir 2 años.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Alameda presentó cargos de asesinato el jueves contra Trevor Green, Ivory Bivins y Johnny Jackson. Un cuarto sospechoso, Keison Lee, murió en otro tiroteo el mes pasado.

Los acusados son parte de las pandillas rivales Chopper City y Eddy Rock de San Francisco, dijo la fiscal de distrito Nancy O’Malley durante una conferencia de prensa el jueves.

Green y Bivins, presuntamente miembros de la pandilla Chopper City, conducían un Infiniti por la autopista, mientras que Jackson y Lee, presuntos miembros de la pandilla Eddy Rock, viajaban en un Nissan Altima, dijeron los fiscales.

Un tiro disparado desde el Infiniti falló el Altima, dijeron los fiscales, y en su lugar atravesó el parabrisas del automóvil de la familia Wu. La bala se encontró alojada en el asiento detrás del asiento del automóvil de Jasper, dijo O’Malley.

Green y Bivins están bajo custodia por otros cargos en el condado de Contra Costa y serán transferidos al condado de Alameda por este caso. Jackson fue arrestado el miércoles con una orden judicial y será procesado el viernes.

No quedó claro de inmediato si los sospechosos tenían abogados que pudieran hablar en su nombre.