ABUYA, Nigeria (AP) — Un sacerdote nigeriano fue quemado vivo en su casa en el norte del país el domingo, dijo la policía.

El padre Isaac Achi fue asesinado en el área de Paikoro, en el estado de Níger, luego de que hombres armados no lograron entrar a su casa y en su lugar le prendieron fuego, dijo Wasiu Abiodun, portavoz de la policía. Un segundo sacerdote que vivía en el recinto escapó con una herida de bala en el hombro, dijo.

“Desafortunadamente, los bandidos supuestamente intentaron ingresar a la residencia, lo que parecía difícil”, por lo que “incendiaron la casa” y el sacerdote católico murió quemado, dijo Wasiu.

Las autoridades nigerianas luchan por frenar el aumento de la violencia en las regiones del norte y central, donde los grupos armados atacan a las comunidades rurales, matan a miles y secuestran a personas para pedir rescate. Las fuerzas de seguridad a menudo son superadas en número y armamento y los sospechosos rara vez son detenidos, dijeron los residentes.

Los ataques a veces se dirigen a figuras religiosas como clérigos. En julio del año pasado, el padre John Mark Chietnum fue asesinado después de haber sido secuestrado en el estado noroccidental de Kaduna.

El incidente del domingo provocó la condena internacional. En un comunicado, Antonio Tajani, el ministro de Relaciones Exteriores de Italia, calificó el ataque de “cobarde e inhumano”.

El gobernador del estado de Níger, Abubakar Sani Bello, dijo que el asesinato indicaba que nadie estaba a salvo. “Estos terroristas se han vuelto locos y se necesita una acción drástica para poner fin a esta carnicería en curso”, dijo.

La Asociación Cristiana de Nigeria pidió a las autoridades que investiguen y hagan más para proteger a los civiles. “Basta de ataques y asesinatos sin sentido de ciudadanos nigerianos inocentes”, dijo Bulus Yohanna, presidente de la asociación.

______

Frances D’Emilio en Roma, Italia, contribuyó a este despacho.